•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una tormenta de granizo descargó ayer tarde con fuerza en las poblaciones de Miajadas, Valdehornillos, Vivares, Alonso de Ojeda, Santa Amalia y Palazuelo provocando cuantiosos daños en explotaciones agrícolas de la zona. Cultivos de maíz, arroz y tomate han sido los más afectados, ya que se encuentran inmersos en plena campaña y las producciones se resentirán debido a las fuertes precipitaciones de ayer.

La producción olivarera de Cabeza del Buey y Fuente de Cantos también se ha visto afectada por la tormenta, observándose que gran parte de de la aceituna se ha caído de los árboles. Este caso es especialmente dramático, ya que los rendimientos de este tipo de producción están por debajo de la producción real, por lo que la mayoría de agricultores no pueden asegurar el cultivo.

Así, UPA-UCE Extremadura denuncia que muchas de las producciones afectadas por la tormenta de ayer no estaban aseguradas, debido a la retirada del apoyo de las Administraciones, lo que ha ocasionado un descenso de las pólizas por los elevados costes que estas suponen. Recordamos que el Ejecutivo extremeño eliminó el pasado año la línea de ayudas a los seguros agrarios, y la partida del Ministerio de Agricultura dedicada a seguros agrarios también sufrió un grave recorte en los presupuestos de 2013, lo que ha supuesto una bajada en el aseguramiento de las producciones.

Anuncios
Anuncios

Miguel Leal, secretario de Organización de UPA-UCE Extremadura ha demandado a la Administración y a Agroseguro "rapidez" en las peritaciones para que los afectados por la tormenta "puedan rehacerse de este duro golpe".

  


Galería de imágenes