•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Diario Oficial de Extremadura ha publicado el decreto que regula la instalación y el funcionamiento de las Estaciones de Inspección Técnica de Vehículos, gestionadas en régimen de concesión administrativa en la Comunidad Autónoma de Extremadura. Con la publicación de esta normativa se da vía libre a la puesta en marcha de las otras siete ITV que ya anunció el Gobierno de José Antonio Monago el pasado otoño, entre ellas, la creación de la futura ITV de Valencia de Alcántara, tan demandada en los últimos años.

Este Real Decreto permite a las regiones desarrollar el régimen jurídico de prestación del servicio de ITV y establecer el modelo de gestión, circunstancias que amparan la gestión directa implantada por Extremadura, tras la asunción de las competencias en materia de inspección técnica de vehículos.

En Extremadura existe una red de Estaciones de Inspección Técnica de Vehículos gestionadas directamente por la administración, sin embargo se considera necesario con el fin de completar la red de estaciones de inspección técnica de vehículos (ITV) en Extremadura, sin que se vea afectada la Administración por el fuerte volumen de inversiones necesarias para llevarlo a cabo, facilitar la construcción y explotación de este tipo de instalaciones por empresas privadas con su propio personal, en régimen de concesión administrativa. No obstante, dado el carácter de servicio público de esta actividad, el Gobierno de Extremadura se reserva la dirección y control del servicio en su ámbito territorial.

De esta manera, las nuevas estaciones se ubicarán en Valencia de Alcántara, Logrosán, Herrera del Duque, Castuera, Llerena, Jerez de los Caballeros y Don Benito. Hasta el momento en mucha de estas poblaciones, como es el caso de Valencia de Alcántara, una ITV móvil llegaba de manera periódica a la localidad para ofrecer este servicio a los vecinos del municipio y de la comarca.

El consistorio de Valencia de Alcántara estaba demandando una estación fija al Ejecutivo extremeño desde hace meses para evitar desplazamientos innecesarios a los ciudadanos