•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha presentado el borrador de la nueva Ley de Servicios Sociales de Extremadura a más de 200 trabajadores sociales de toda la región, a los que ha definido como "protagonitas" de esta nueva norma que vendrá a articular los recursos e instrumentos necesarios para la protección de los derechos sociales, la eliminación de las barreras para la efectiva igualdad y la satisfacción de las necesidades básicas de los ciudadanos.

"Con esta ley el Gobierno de Extremadura hace suyo el objetivo de conseguir mayores cotas de bienestar social para los ciudadanos, con un esfuerzo continuo y constante para mejorar nuestro sistema de servicios públicos", ha manifestado el consejero a estos profesionales, a los que ha agradecido su implicación "en pro del interés general y la protección de los ciudadanos".

"Os animo a participar activamente aportando vuestras ideas a una ley que nace con vocación de integradora, consensuada e integral", ha añadido.

Anuncios
Anuncios

Durante su intervención, Hernández Carrón se ha referido al estudio que realiza cada año la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, que fue presentado ayer, y que puntúa con un "débil" el desarrollo de los servicios sociales en Extremadura.

Sobre este asunto, ha explicado que Extremadura ha sido calificada con 4,60 puntos sobre 10, aunque ha aclarado que esta puntuación es mayor que la del año pasado, cuando recibió un 4,2, y superior a otras comunidades autónomas como Murcia, Madrid, Andalucía, Galicia, Baleares y Valencia.

Además, ha precisado, este estudio no ha tenido en cuenta la aprobación de la Ley de Renta Básica ni esta nueva Ley de Servicios Sociales, "lo que nos situaría en la zona del aprobado" aunque, ha aclarado el consejero, "no podemos conformarnos".

Sobre todo, ha agregado, teniendo en cuenta que Extremadura es una de las CCAA con mayor nota en esfuerzo económico destinado a esta finalidad, "nada menos que un 9 sobre 10", un esfuerzo que debe traducirse "en resultados".

LEY DE TERCERA GENERACIÓN

Respecto a la nueva Ley de Servicios Sociales, el consejero ha explicado que nace con vocación de "ser moderna, de tercera generación y prestar los servicios sociales con una estabilidad presupuestaria que garantice derechos a los usuarios", dado que la norma vigente ha quedado "obsoleta" tras 26 años de vigencia.

Ha recordado que la Ley de Renta Básica ya es una realidad y que este nuevo proyecto de ley lo será muy pronto, de modo que "continuaremos con nuevas medidas e iniciativas para nuestros mayores, dependientes, discapacitados y todo aquel que tenga alguna dificultad para disfrutar plenamente de sus derechos civiles y sociales, dignificando la vida humana".

No se hará "parcheando torpemente estructuras desfasadas a base de convenios deficitarios que no aportan la solidez necesaria que nos exige la sociedad y los profesionales", sino de forma decidida "sin que la excusa de la herencia recibida o el complicado equilibrio político nos frenen en nuestro compromiso", ha aseverado.

En este sentido, ha argumentado que la futura ley se apoyará en las nuevas tecnologías como herramientas útiles para conseguir sus fines, y velará por una mejora continúa basada en la formación y la investigación, "elementos fundamentales para avanzar al compás de las necesidades de la sociedad".

Descansará también en la corresponsabilidad pública y privada, fomentando la colaboración interadministrativa y permitiendo que la sociedad civil, y en concreto el Tercer Sector, "tengan en esta herramienta una oportunidad para participar activamente como agentes que complementan la actuación de los poderes públicos".

El encuentro celebrado hoy en Mérida se enmarca en la ronda de contactos que la Consejería de Salud y Política Social ha abierto para dar a conocer el borrador de la nueva ley a los diferentes agentes implicados con el fin de que formulen las aportaciones que consideren oportunas para enriquecer el texto.

 


Galería de imágenes