•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las 23 entidades integrantes de la Red Ibérica de Entidades Transfronterizas (RIET), que representan a territorios y empresas de la frontera hispano-lusa, a la que pertenece la Federación Empresarial Cacereña, considera la línea Lusitania fundamental para vertebrar el territorio, tanto a nivel de pasajeros como de mercancías e insta a la renovación de las vías en el lado portugués, renovación que ahora mismo está paralizada.

Esta es una de las propuestas estudiadas por la Asamblea General de RIET, reunida en Coimbra (Portugal) hace unos días, pero además también se solicita que se retome el estudio y la previsión presupuestaria en el lado portugués de la conexión de la Autovía Madrid Badajoz A-5, hacia la frontera portuguesa, a la altura de Plasencia-Coria-Castelo Branco.

El tramo español está hecho pero falta la conexión y el enlace hasta Castelo Branco, por lo que es preciso retomar los trabajos del lado portugués para definir el punto de conexión y finalizar las obras.

Anuncios
Anuncios

En cuanto a la conexión mediante autovía de Moraleja-Monfortiño-Castelo Branco, se pide finalizar la construcción del tramo que comunica Extremadura con la zona portuguesa de Beira Baixa/Alentejo, lo que permitirá vertebrar el territorio y dar comunicación y desarrollo a esta zona transfronteriza.

La Red Ibérica ha creado un grupo de trabajo para elaborar un Plan de Movilidad y de Infraestructuras Transfronterizo que además de las propuestas mencionadas propone la puesta en marcha en la totalidad del territorio transfronterizo del sistema de interoperabilidad en los peajes, la simplificación y armonización de los sistemas y requisitos vinculados al transporte o lo seguros obligatorios de vehículos, que se cree un área de unos 150 km aproximadamente libres de peajes para movimientos pendulares, una mayor coordinación entre la GNR y la Guardia Civil para clarificar los sistemas de sanción, primando la información y prevención en los dos países para evitar sanciones por desconocimiento de normas nacionales inexistentes en el otro país.

En cuanto a la mejora de infraestructuras ferroviarias, además de modernizar la comentada línea Lusitania, RIET solicita la modernización de la conexión Vigo-Oporto, y de la línea Beira Alta desde Fuentes de Oñora-Salamanca, así como estudiar la creación de nuevas líneas como la de Fuente San Esteban hasta Pocinho y Huelva-Faro.

También se abordó las infraestructuras de carreteras, además de la conexión de la A5 hacia Portugal y de la EX-A1 hacia Monfortiño, se solicitó avanzar en la conexión de la A6/E82 entre Quintanilla y Zamora y que se defina el punto de conexión de la IP2 entre Bragança y Puebla de Sanabria.

Finalmente, las 23 entidades integrantes de RIET reclamaron 600 millones de euros de fondos comunitarios Interreg que el Gobierno anterior "desvió hacia otras fronteras".


Galería de imágenes