•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura, ha destacado la gravedad de la situación que vive el sector agroganadero extremeño. Para Huertas, el principal problema estructural de la agricultura y la ganadería de nuestra región es la diferencia existente entre los costes de producción y los precios percibidos por los productores: "Desde 2006 los costes de producción han subido un 37%, mientras que los precios percibidos por agricultores y ganaderos aumentaron apenas en un 2% en el mismo periodo".

A esto se suma, la delicada situación de muchas explotaciones ante la sequía de principios de año que incidió especialmente en las producciones ganaderas; y ante el retraso en los plazos de pago a los agricultores y ganaderos: "nos estamos convirtiendo en banqueros a la fuerza", lo que produce que muchos productores se encuentren en una situación de "estrangulamiento total" al tener que financiar las futuras campañas sin haber cobrado las pasadas.

Huertas ha calificado esta situación de "insostenible" y espera que la Administración regional reabra el diálogo con las organizaciones agrarias profesionales para tratar de dar respuesta a los problemas del campo extremeño: "Exigimos la puesta en marcha de una línea de financiación regional para agricultores, ganaderos y cooperativas; que les dé la posibilidad de financiar las próximas campañas".

Anuncios
Anuncios

Asimismo, Huertas ha pedido al gobierno regional que frene su "política de recortes" y deje de "dar la espalda" a un sector que ocupa a más del 15% de la población activa de Extremadura y genera miles de puestos de trabajo indirectos: "Estos recortes han supuesto la desaparición de políticas básicas de seguridad alimentaria, de calidad y de mantenimiento de la renta agraria (seguros agrarios); y por tanto, esto produce una pérdida de competitividad de nuestras explotaciones".

En este punto, Huertas ha hecho especial hincapié en la recuperación de la línea de seguros agrarios, que ha calificado de "vital" para el mantenimiento de la renta agraria. Una de las demandas de la organización es que el gobierno destine parte de los fondos del impuesto bancario a recuperar las políticas agrarias que eliminó en los Presupuestos para 2013.

Otras peticiones de la organización para 2013 son la creación de una mesa para el sector tabaquero que evalúe el cumplimiento del plan que se puso en marcha para el sector; que el gobierno nacional luche por una reforma de la PAC justa para los agricultores y ganaderos profesionales; la materialización de una Ley de la Cadena Agroalimentaria que mejore las relaciones entre productores e industria; y la aprobación de una Norma de Calidad del Ibérico que contemple los intereses de los ganaderos extremeños, ya que, tal y como está planteado, el borrador presentado por el Ministerio "puede hundir más que ayudar", según Ignacio Huertas.

"No nos salen las cuentas"

En la rueda de prensa también ha estado presente Lorenzo Ramos, secretario general de UPA, que ha presentado en Extremadura el libro que conmemora los 25 años de sindicalismo agrario progresista de la organización.

Ramos ha destacado que en estos 25 años el campo ha vivido cambios trascendentales como la modernización de las explotaciones, el desarrollo de los núcleos rurales y el aumento de la competitividad de las producciones españolas; aunque aún hay ciertos aspectos en los que todavía no se ha avanzado: "En 25 años no hemos conseguido cambiar un sistema liberal que favorece a las grandes empresas de la distribución y perjudica al agricultor. Tampoco hemos conseguido una PAC que nos dé estabilidad, lo que hace que las inversiones que hacemos no den sus frutos".  

 


Galería de imágenes