•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La comisión de Economía y Hacienda de Cáceres ha aprobado las cuentas para el ejercicio económico de 2013 con un presupuesto global de 70.715.835 euros y con equilibrio en el capítulo de gastos e ingresos, cumpliendo con el objetivo de déficit cero para el año que comienza y atendiendo al principio de estabilidad en los términos de la ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

En concreto, las cifras incluyen en el capítulo de gastos un total de 70.715.835 euros, de los que los gastos corrientes en bienes y servicios se lleva la mayor partida, con 23,3 millones de euros, seguido de personal, con 21,3 millones de euros. Asimismo se incluyen 6,1 millón de euros en inversiones reales.

En cuanto a los ingresos, son similares a los gastos y la mayor aportación se realiza vía impuestos directos, con algo más de 30 millones de euros, seguido de las transferencias corrientes, tanto del Estado como del Gobierno de Extremadura, que supone 16,3 millones de euros y los ingresos patrimoniales, que suponen cerca de 7,8 millones de euros.

Según el informe económico, realizado por los servicios técnicos, el estado de ingreso ha sido elaborado teniendo como referente "la prudencia" en la determinación de los recursos económicos que se prevén obtener, habiendo sido calculados tomando como base la evolución de los rendimientos obtenidos en los ejercicios de 2011 y 2012.

Asimismo se ha tenido en cuenta la actual coyuntura para realizar las previsiones. Precisamente, ante la situación económica general y de la construcción en particular, se recoge, por ejemplo, un descenso en los ingresos previstos por el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.

Y es que, según ha señalado la presidenta de la comisión de Hacienda y alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado, hay que hacer unos presupuestos realistas, equilibrados, que se ajusten a la coyuntura y con cuentas claras y no sobre hipótesis, sino con hechos objetivos. No se puede hacer presupuestos con ingresos ficticios que luego acaban generando déficit y más gasto, como ocurrió en la anterior legislatura. Estos presupuestos son ajustados, reales, equilibrados y cumplen con la legalidad de déficit cero, ha indicado.

Ingresos

Por capítulos, en ingresos se incluye un decrecimiento del 2,7% de los impuestos directos, fundamentado en la previsión de menores ingresos por el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. También se prevé una ligera merma por los impuestos cedidos directos del Estado, como el IRPF.

En lo referido a los impuestos indirectos, se minora en un 28% por las previsiones sobre el impuesto de Construcciones, aunque se prevé una mayor recaudación en la cesión del IVA. En cuanto a las tasas, se incrementan los ingresos un 19% por la actualización de las ordenanzas fiscales, tasas y precios públicos.

Las transferencias corrientes se incrementan un 10% de media, gracias al aumento en los ingresos procedentes del Estado, aunque se reducen los del Gobierno de Extremadura dentro del Fondo Regional de Cooperación Municipal. Los ingresos patrimoniales disminuyen al no consignarse el canon inicial por la concesión del servicio del agua. Por último, en ingresos destaca la consignación de 5,7 millones de euros en enajenaciones de parcelas municipales.

Gastos

Al igual que con los ingresos, la línea de actuación en materia de gastos se rige por la prudencia, tanto en los corrientes como en los de capital. Entre los descensos de gastos se incluyen cerca de 200.000 euros menos en el capítulo de personal con la nueva planificación en la gestión de los recursos humanos consistente en sustituir las horas extras por horas libres no remuneradas.

También destaca la disminución de un 20% en el capítulo de Gastos en Bienes Corrientes, gracias a la reducción de los contratos de suministros y concesiones administrativas, después de los buenos resultados que ha dado la política de contratación administrativa.

Nevado ha querido incidir en que uno de los objetivos del presupuesto era el de no tener que modificar la plantilla municipal, algo que se ha garantizado, puesto que no se tendrá que reducir ni ajustar en los empleados públicos. También ha insistido en la apuesta decidida por las políticas sociales manteniendo las coberturas a los colectivos más necesitados, como son las ayudas de carácter social, de primera necesidad o ayuda a domicilio, a pesar de haberse reducido las aportaciones de otras instituciones. Según Nevado "la política social es una prioridad".

En definitiva, ha indicado Nevado, se han aprobado unos presupuestos con responsabilidad, que siguen buscando hacer más con menos, reduciendo lo superfluo e incidiendo en las necesidades básicas, a la vez que se "trabaja mirando hacia delante, con lo que se tiene, y sin hacerse trampas al solitario", ha concluido. Los presupuestos han contado con el voto favorable del PP y los contrarios de PSOE e IU.


Galería de imágenes