El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha asegurado que la Administración vela por las mujeres de la región no sólo "transformando palabras" sino "acometiendo medidas concretas, de Vivienda e Igualdad, que mejoren la vida de nuestras mujeres y muy especialmente de aquellas que necesitan un apoyo mayor", tal y como ha indicado en la inauguración del Encuentro Nacional de Casas de Acogida para mujeres víctimas de la violencia de género que ha tenido lugar esta mañana en Cáceres y que ha realizado la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.

De este modo, el máximo dirigente autonómico ha anunciado que su Gobierno está desarrollando un Plan de Igualdad de Oportunidades para la Mujer en Extremadura que "con 259 medidas tendrá repercusión en la vida económica, política y social". "Una ley de embarazo, nuevas guarderías y horarios para éstas, eliminación de barreras, en definitiva, actuaciones concretas que os hagan la vida más fácil y os permitan progresar sin condicionantes", ha añadido el presidente.

Asimismo, Monago ha explicado que "para aquellas mujeres que sufren en este momento mayor vulnerabilidad, aquellas que han sido maltratadas o amenazadas" el Gobierno extremeño creará la Sociedad Pública del Alquiler que ofrecerá viviendas por un importe máximo de 100 euros "no sólo a las víctimas de violencia de género sino también a jóvenes y a aquellos extremeños que más lo necesiten, para que puedan contar con una vivienda digna donde vivir y realizarse personal y profesionalmente".

Anuncios
Anuncios

VIVIENDAS DE PROTECCIÓN PÚBLICA PARA MUJERES EN SITUACIÓN DE ACOGIDA

Del mismo modo, el presidente extremeño ha expuesto que se construirán 22 Viviendas de Protección Pública "para mujeres en situación de acogida para que, tras haber tenido algún problema de violencia de género y después de pasar por la Casa de la Mujer, aquellas que no puedan, tengan una casa donde vivir durante un tiempo prudencial". Según ha indicado Monago, seis de ellas estarán en Cáceres, otras seis en Plasencia y las diez restantes en Badajoz. También ha recordado que a nivel estatal se ha aprobado por el consejo de Ministros una reforma del código penal "que no olvida a las mujeres".

Monago ha señalado que las casas de acogida destinadas a "todas las mujeres que estén sufriendo ahora mismo en sus casas" y a sus hijos constituyen un "hogar en el que estar seguras". "Jamás debieron existir estas casas de acogida, porque jamás debieron ser necesarias", ha subrayado.

En este sentido, el presidente extremeño ha insistido en que las mujeres que se encuentran en ellas no han fracasado, "todo lo contrario", "porque han dado una lección de vida, han demostrado su valentía y hoy pueden convertirse en ejemplo para muchas otras que aún no se han atrevido a dar el paso". Asimismo, Monago ha manifestado que "aunque sean las mujeres que están sufriendo quienes deban atreverse, es responsabilidad de todos los ciudadanos facilitarles ese paso sin que se sientan desamparadas".

Por último, el máximo mandatario regional ha explicado la necesidad de "garantizar la igualdad y atajar conductas de violencia contra cualquier mujer" así como "cualquier pensamiento, cualquier conducta que considere inferior a una sola mujer en el mundo por el simple hecho de serlo" ya que, como ha indicado el presidente, "la diferencia entre los hombres y las mujeres no procede de la naturaleza sino de la educación, y esa educación es la que debemos abordar sin ninguna dilación".


Galería de imágenes