•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El pleno del Ayuntamiento de Moraleja ha aprobado con los votos a favor del PP y en contra del PSOE, el presupuesto general del consistorio referente a este año 2012 dotado con la cantidad de 8.797.842 euros. Unas cuentas, que según explicó el edil de Hacienda, Carlos Lomo, se mantiene en la misma estructura que en 2011. Lomo repasó algunas de las partidas, ajustes y recortes de las cuentas municipales y destacó, entre otras cifras, que la deuda municipal ha subido un 26% en el último ejercicio.

El PSOE justificó su voto en contra criticando el proyecto y manifestando que son unos presupuestos antisociales, derrochadores e irreales. El concejal socialista, César Herrero, criticó que las cuentas se presenten un año después de la fecha que contempla la ley y dijo que ahora ya el presupuesto no tiene sentido cuando se ha ejecutado en un 80%. Sobre este asunto, Lomo, recordó al PSOE que siempre que han gobernado en el consistorio han presentado sus presupuestos "a finales de año" y señaló que están intentando que en próximos ejercicios se puedan presentar anteriormente.

El alcalde, Pedro Caselles, salió al paso de las críticas de los socialistas y definió las cuentas municipales como unos presupuestos austeros, responsables, viables y "acordes a los tiempos que vivimos". Puntualizó además que se han abonado 530.000 euros en intereses de amortización de créditos en los dos últimos años. Sobre los recortes en las diferentes áreas y partidas, Caselles explicó que las cuentas son ahorradoras y esos recortes permiten al ayuntamiento mantenerse "a flote".

Ordenanzas fiscales

Asimismo, la sesión plenaria aprobó también dos ordenanzas fiscales reguladoras que contemplan una subida en las tasas de la escuela de música y la imposición de un pago de 100 euros por la celebración de las bodas civiles. Los dos puntos del orden del día contaron con el rechazo del grupo municipal socialista y los votos a favor del PP. La concejala del PSOE Úrsula Pascual mostró su "total desacuerdo" con la subida de esta tasa (tres euros más por cada asignatura) y señaló que ahora era "el peor momento" para llevarla a cabo.

Dijo además que el ayuntamiento es "una institución pública pero no es una oficina de recaudación". El portavoz del grupo municipal popular, Rubén Blanco, manifestó que tomar estas decisiones siempre es "complicado y difícil" pero indicó que se ha realizado con "la mayor sensibilidad" y dejó claro que si hay niños que necesiten una ayuda para asistir a esa escuela "no se van a quedar sin entrar". Pedro Caselles afirmó además que no se busca la rentabilidad con estas subidas, sino intentar que los servicios "sean sostenibles" y poder seguir realizándolos. Aclaró que la escuela de música tiene 46.000 euros de gastos y sólo 21.000 euros de ingresos.

En cuanto a la nueva tasa para la celebración de los matrimonios civiles, Pascual reiteró que ahora no es el momento "de aplicar tasas" y cobrar por un servicio que hasta ahora "era gratuito". En la misma línea también respondió el alcalde indicando que con estas medidas se intenta "sostener la estabilidad presupuestaria".


Galería de imágenes