•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los cargos de dedicación exclusiva del Ayuntamiento de Moraleja, el alcalde y el teniente de alcalde (Pedro Caselles y Rubén Blanco) no cobrarán la paga extra de Navidad "por coherencia y por solidaridad", según ha anunciado Pedro Caselles en el pleno extraordinario celebrado ayer en el consistorio a petición del PSOE.

Los socialistas habían presentado a la sesión un plan de austeridad municipal que incluía también la rebaja en un 15% de los sueldos de Caselles y Blanco a lo que el dirigente local manifestó que cumplirá de arreglo a las medidas de racionalidad, austeridad, ahorro y disciplina del gasto público que contemple la normativa del Gobierno. El resto de medidas planteadas por los socialistas, indicó el alcalde, "se estudiarán".

El edil del PSOE, César Herrero, había propuesto en su exposición la aplicación de dicho plan de recortes y ajustes del gasto público que afectarían también a las cantidades que reciben los concejales por asistencia a plenos y comisiones, la cifra que reciben los grupos políticos con representación en el ayuntamiento o la cantidad destinada a publicidad y a actos protocolarios. Con el plan de ajuste presentado por los socialistas se ahorrarían 32.000 euros al año que pidieron se utilizase para contratar a desempleados en precariedad y riesgo de exclusión social.

La propuesta fue rechazada con los votos en contra del PP, aunque el alcalde confirmó que se estudiarían todas estas medidas. No obstante, Caselles aclaró también que con esa cantidad de ahorro no se podrían realizar las contrataciones que pedía el PSOE ya que la Ley de Presupuestos aprobada en el Congreso lo impide.

Cierre de PAC

Por otra parte, el pleno de carácter extraordinario también debatió otros temas de interés nacional o regional relacionados principalmente con las últimas políticas de ajustes de las administraciones. El PSOE mostró su oposición al cierre de algunos Puntos de Atención Continuada (PAC) y sus servicios de urgencias y solicitó además que se reabran y se establezca un diálogo desde la administración regional con el PSOE, los ayuntamientos y los sindicatos para dar una respuesta a estas necesidades.

La edil socialista, Úrsula Pascual, manifestó que en el tema de la salud "no sirven las estadísticas ni las reducciones económicas" ya que todos los ciudadanos "sin distinción" tienen derecho a la atención sanitaria.

El alcalde, Pedro Caselles, reconoció que a ningún político le gustan tomar estas medidas y dio algunos datos sobre el funcionamiento de algunos PAC de la región en los que pasaban dos pacientes a la semana, consultas médicas sólo durante tres horas al día o que el 33% de los PAC no tenía actividad las 24 horas del día.

El portavoz del grupo municipal popular, por su parte, Rubén Blanco, recordó que ya Fernández Vara redujo los horarios de los PAC y manifestó que es necesario tomar decisiones serias "aunque sean impopulares" y puntualizó que esta medida ya la tenía sobre la mesa el PSOE y no fue capaza de aprobarla. La propuesta fue desestimada con los votos en contra de la misma de los ediles populares, y a favor de los concejales socialistas.


Galería de imágenes