•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La explosión registrada ayer en un desguace de la localidad cacereña de Valencia de Alcántara que ha ocasionado heridas de gravedad a un trabajador de la empresa podría deberse a que se estaba manipulando depósitos de combustible "con un soplete". Lo ha confirmado hoy ante los medios de comunicación el delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, quien ha dicho que se ha tratado de una "desgracia" y ha indicado que un soplete y un depósito de combustible son "incompatibles".

El suceso tuvo lugar ayer lunes sobre las 12,10 horas en una empresa situada kilómetro 137,800 de la carretera nacional 521 en el término municipal de Valencia de Alcántara. El operario, de 51 años de edad, se encontraba solo y realizaba tareas de corte de unos bidones con un soplete cuando uno de ellos explotó causándole graves heridas y quemaduras, siendo trasladado en helicóptero al hospital de quemados de Getafe".

Tras la deflagración, el varón sufrió fracturas abiertas tibia y peroné, policontusiones, fractura de huesos y quemaduras de tercer grado e ingresó en "estado crítico" aunque en las últimas horas ha evolucionado "favorablemente, dentro de la gravedad", según indicaba en Radio Interior el alcalde del municipio, Pablo Carrilho.

Los primeros en acudir al lugar de los hechos fueron los agentes de la Policía Local de Valencia de Alcántara, que accedieron al recinto saltando la valla y proporcionaron las primeras atenciones al herido mientras esperaban la llegada de los sanitarios y cuerpos de emergencia.

Noticia relacionada:

http://www.radiointerior.es/index.php?op=noticia&id=25521