•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los cuatro novillos del ganadero de Moraleja Antonio Román Chaparro han protagonizado un encierro muy rápido y sin incidentes en el segundo día de fiestas patronales de Moraleja. Las ocho reses que formaban la manada, cuatro novillos y cuatro mansos, han realizado el recorrido desde los corrales de la calle Goya hasta la plaza de los toros en un minuto y 36 segundos, once segundos menos que la carrera de ayer.

En la primera parte del recorrido los mansos han encabezado la manada a un paso moderado por la Avenida Virgen de la Vega aunque luego han sido dos novillos negros los que han liderado al grupo de reses. Los animales han seguido juntos en manada, aunque en la parte final de la plaza de la Constitución ha sido el tercer novillo negro el que cerrada el de astados.

Al finalizar la carrera se ha soltado una vaquilla en la plaza de los toros, como es habitual cada día, y los jóvenes recortadores han realizado acrobacias, saltos y quiebros ante el público. En uno de esos lances de la lidia, un joven recortador de Tordesillas (Valladolid) ha sufrido un revolcón pero afortunadamente no ha sufrido ninguna lesión de importancia.

La jornada festiva ha congregado a cientos de personas en la mañana de domingo que han vivido con emoción los festejos taurinos. En Moraleja se han dado cita muchos aficionados de Coria y de las comarcas vecinas como el Valle del Alagón, Sierra de Gata, y de los pueblos rayanos próximos a la población.

Noticia relacionada:

http://www.radiointerior.es/index.php?op=noticia&id=25491

 


Galería de imágenes