•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Unas 250 personas se han concentrado este mediodía a las puertas del Ayuntamiento de Moraleja para guardar un minuto de silencio en memoria de las víctimas del accidente laboral registrado en la Industria Oleícola Sierra de Gata el pasado jueves. La iniciativa, que ha partido de la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (Fempex), se ha desarrollado en todos los ayuntamientos de la región y en el caso de Moraleja ha contado con la presencia de la Subdelegada del Gobierno en Cáceres, Jerónima Sayagués.

Los vecinos de Moraleja han mostrado con sus silencio y respeto el dolor que estos días embriaga la localidad y han querido así solidarizarse con las familias de las víctimas: Valentín Parra, de 58 años, Alberto Lozano, de 88 años, y el joven José Miguel Santos, de 30, que sigue todavía en paradero desconocido. Muchos ciudadanos han acudido expresamente al acto y otros, que intentan volver a la rutina después de la tragedia, han cesado su jornada laboral y sus quehaceres para participar en el acto.

El alcalde de Moraleja, Pedro Caselles, ha recordado ahora que el máximo interés que tiene como dirigente local y como ciudadano del municipio, es que se pueda confirmar que los restos biológicos encontrados en el interior de la industria el pasado sábado correspondan con las muestras de ADN de la familia del joven José Miguel, para que así, puedan dejar de vivir la incertidumbre que les ocasiona un mayor sufrimiento.

Anuncios
Anuncios

Caselles reconocía que es "muy difícil" intentar recuperar la vida y la normalidad tras un suceso tan dramático, y destacaba que ninguna persona "está preparada para afrontar algo así". No obstante, señaló, que una vez que se confirmen que los restos aparecidos pertenecen al obrero desaparecido, el ayuntamiento seguirá estando a disposición de las familias para en el caso de que así lo deseen organizar algún homenaje o despedida conjunta de sus seres queridos.


Galería de imágenes