•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Manuel Laparra, presidente de Apag Extremadura Asaja, se congratula de las primeras medidas tomadas por la Consejería de Agricultura para intentar mitigar en la medida de lo posible la agonía que están sufriendo los agricultores y ganaderos extremeños en los últimos meses por la falta de lluvia.

Esta organización profesional agraria pone en valor el esfuerzo realizado por el Gobierno de Extremadura para, después de un mes y medio, aprobar las primeras decisiones, aunque considera que éstas son todavía "insuficientes" y espera que en las próximas fechas estas medidas, junto a las que se han tomado a nivel nacional, se amplíen y ofrecan de una vez por todas una respuesta satisfactoria debido a la gravísima situación que padece el campo extremeño, que se multiplica cada día que pasa sin llover con unas pérdidas de más de un millón de euros diarios en nuestra región sólo en ganadería extensiva.

Por este motivo, Apag Extremadura Asaja insiste en que Agroseguro declare el mes de abril como sequía extrema para elevar así las indemnizaciones a los afectados, toda vez que los meses anteriores ya no se puede establecer dicha designación, declarada como leve en la mayoría de las zonas de Extremadura, porque ya han comenzado a realizarse los pagos a finales de la semana pasada.

Anuncios
Anuncios

Además, Manuel Laparra considera insuficientes los 400.000 euros que se van a aportar como pagos extraordinarios porque, aunque se valora el esfuerzo realizado por la administración en un escenario de recesión económica, no sirven para evitar el drama que supone en estos momento la situación de las explotaciones agrarias, como por ejemplo en el sector del cereal de secano, cuyas pérdidas ya son irreparables.

De todas formas, valoramos las medidas aprobadas por el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura el pasado viernes, las más importantes que ha se han tomado por cualquier gobierno autonómico hasta ahora para paliar la crisis, aunque también es verdad que es la región más afectada por la falta de lluvias.

Laparra muestra su disposición a seguir trabajando codo con codo con las administraciones públicas "para buscar el dinero hasta de debajo de las piedras si es posible" con el objetivo de mitigar los efectos devastadores que está dejando una sequía que ha hecho especial mella en Extremadura porque en otras comunidades sí que está empezando a llover en las últimas semanas.

Por eso, el presidente de Apag Extremadura Asaja también espera que el Ministerio de Agricultura consigne una partida especial para nuestra comunidad autónoma como medida especial al ser la comunidad que más está sufriendo el problema .


Galería de imágenes