•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Efectivos de la Guardia Civil del Puesto de Jaraíz de la Vera ha imputado a dos personas un delito de intrusismo profesional, al realizar trabajos para los cuales no tienen la cualificación profesional necesaria y falta de estafa, al efectuar mediante engaño, trabajos innecesarios, lucrándose con ello en las revisiones del gas en los domicilios.

Los agentes han recibido varias quejas de vecinos de las localidades de Tejeda del Tiétar y Barrado en las que manifestaban ser víctimas de cobros "abusivos" en las revisiones de gas que personal de una empresa instaladora estaba realizando por la zona.

En el desarrollo de las investigaciones, y tras recabar toda la información facilitada por los afectados, la Guardia Civil sorprendió a dos personas de nacionalidad española, realizando revisiones no autorizadas de gas, considerando que los hechos pudieran constituir un ilícito penal.

MODUS OPERNADI:

Los supuestos revisores, se personaban en domicilios de personas de avanzada edad, donde tras hacer una supuesta "inspección visual", les comunicaban que debían realizar las revisiones que dictan las normas aplicables o que, de lo contrario, les sería cortado el suministro de gas.

Ante esta afirmación, los afectados permitían que se realizaran los trabajos en su domicilio, para los cuales estos "profesionales" carecen de titulación, en este caso, carnet de instalador de gas, imprudencia que no valora los riesgos derivados de un trabajo mal realizado sobre dichos elementos.

En estas revisiones, advertían a los usuarios de la necesidad de sustituir las gomas de butano, ya que las mismas se encontraban supuestamente caducadas constatando los agentes de la Guardia Civil que dichas gomas  teniendo validez, por las revisiones efectuadas anteriormente por las empresas que normalmente les suministra las bombonas de butano de localidades próximas.

Las diligencias una vez termine su tramitación serán puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Navalmoral de la Mata.

RECOMENDACIONES:

La Guardia Civil, advierte que no es raro que empresas debidamente autorizadas se presenten en su domicilio, para realizar trabajos de revisiones de gas, sin ser solicitados previamente sus servicios, pero el usuario debe saber que:

-No está obligado a aceptar el trabajo de estas empresas, y de aceptarlo, deberá asegurarse de que tanto la empresa como sus trabajadores cuentan con la acreditación necesaria para realizar dichos trabajos.

-Que el mantenimiento corre por cuenta del titular, y debería ser éste, el que se pusiera en contacto con la empresa instaladora o suministradora de gas, cuando esté próximo la caducidad de la anterior revisión.

-Que tiene derecho a un presupuesto previo a la revisión de su instalación, pudiendo aceptarlo o no. Este apartado merece especial atención en los casos de reclamación por precios abusivos en el coste del servicio, pues muchas veces, el usuario firma sin saberlo, la aceptación del presupuesto, tras la realización del trabajo.

-El usuario no está obligado a firmar ningún contrato de mantenimiento con la empresa suministradora.

-Una vez finalizada la revisión deberá ser expedido el "Certificado de Revisión" donde consten los datos del usuario, la empresa para la cual trabaja el revisor y los datos personales, indicando la categoría de carnet  de instalador, del propio instalador que la realiza así como que el resultado de la inspección es satisfactorio o no según sea el caso.