El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha intervenido en la inauguración de la XXIV Edición de Agroexpo, acto en el que ha estado acompañado por la vicepresidenta, Portavoz y consejera de Empleo, Empresa e Innovación, Cristina Teniente, así como por el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri, y el coordinador general de la Presidencia y Relaciones Institucionales, Juan Parejo.

En esta feria, dedicada a la promoción y comercialización de bienes de equipo, servicios y suministros del sector agrario, el presidente del Gobierno extremeño ha querido poner en valor la importancia de los agricultores y su trabajo en Extremadura, apostando por "colocar a nuestra agricultura en el lugar que le corresponde: el primer lugar de nuestra agenda de Gobierno, el de la agenda del Gobierno de España, el primer lugar de nuestras prioridades". Porque Monago ha querido subrayar que "todo lo demás tiene que seguir al campo, no el campo a todo lo demás".

Para el jefe del Ejecutivo extremeño "Agroexpo es una cita indispensable para aquellos que quieran posicionarse en la vanguardia de la agricultura en Europa", y son citas como estas la que demuestran la importancia del mundo de la agroalimentación, porque como bien ha dicho Monago "es momento de avanzar y apostar por el sector agroalimentario", añadiendo que la agricultura "es nuestro principal capital, lo que hemos sabido trabajar ayer y sabemos trabajar hoy".

Anuncios
Anuncios

La agricultura debe ser "la herramienta económica más eficaz", según el propio Monago, para superar las dificultades en las que nos encontramos. "Por infraestructura, por producto, por fondo de comercio y por el capital intelectual que podemos generar" ha añadido el Presidente regional, "la agricultura es la palanca que nos permitirá saltar de España a Europa y de Europa, al mundo".

El presidente del Gobierno de Extremadura ha afirmado que se está "caminando junto con el Gobierno central para defender los intereses del campo extremeño". Para ello, se están desarrollando tres líneas de trabajo, "el Plan de Desarrollo Rural", "la Ley de la Dehesa", para mantener un equilibrio entre rentabilidad y conservación, y los regadíos porque "con 240.000 hectáreas y 32.000 regantes, el impulso y la modernización de los regadíos son prioridades ineludibles e inaplazables".

Por otro lado, Monago ha señalado también los tres ejes sobre los que se debe poner énfasis, y sobre los que se debe sustentar el futuro de la agricultura "Internacionalización, formación y apoyo a los emprendedores". Para ello, ha pedido el esfuerzo de todos y una unidad que llevará, según palabras del propio Monago, a que el sector agroalimentario sirva como impulso para que Extremadura se levanta como pueblo ahora que toda la región "nos necesita".


Galería de imágenes