•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El secretario general de la organización agraria UPA-UCE Extremadura,  Ignacio Huertas, valoró satisfactoriamente el compromiso de la Delegación del Gobierno en la región de intensificar la vigilancia en las explotaciones agroganaderas para evitar oleadas de robos y actos vandálicos.

Huertas recordó que el pasado abril ya se reforzaba la vigilancia en las fincas de Extremadura, especialmente en las zonas de Vegas Altas, Bajas y Tierra de Barros, pero resultó insuficiente para evitar los aproximadamente 500 robos denunciados ante la Guardia Civil. A pesar de que la mayor parte de los sucesos se ha registrado en Badajoz, en las zonas regables del Borbollón y Rivera de Gata y en distintas zonas del Valle del Alagón también se han registrado robos y actos vandálicos cometidos en explotaciones agroganaderas.

Como publicó Radio Interior, agentes del Módulo de Intervención Reducido de la Guardia Civil vigilarán las explotaciones agrarias extremeñas a partir del próximo día 5  junto con personal del Seprona, Tráfico y de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Benemérita. Entre los meses de mayo, junio y julio de este verano se han producido 497 robos en el campo (solo en julio fueron 216), de los que 410 han tenido lugar en la provincia de Badajoz y 87 en la de Cáceres, tal y como informó la Delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira. La medida entrará en vigor el próximo lunes.

Anuncios
Anuncios

Petición de las cooperativas

Por su parte, la director de la agrupación de Cooperativas Agroalimentarias de Extremadura, Carmen Moreno, también ha calificado la medida anunciada por Pereira como "muy positiva" y recordó que permitirá eliminar la situación de "inquietud y desasosiego" que están viviendo en las últimas semanas muchos agricultores y ganaderos de la región.

De hecho, Moreno recordó que hace sólo unos días denunciaron públicamente el elevado número de robos y daños registrados en explotaciones, especialmente de la provincia de Badajoz y destacó "la celeridad" con la que la Delegación del Gobierno ha respondido a esta petición movilizando a 30 agentes del Módulo de Intervención Reducido de la Guardia Civil que llegará a Extremadura desde León.

Carmen Moreno insistió también en la necesidad de controlar los puntos de venta de objetos robados para evitar que los "cacos den salida a los productos con facilidad".


Galería de imágenes