El presidente de Apag Extremadura Asaja, Bibiano Serrano, ha señalado al término de la reunión de la Comisión de Flujos Migratorios, celebrada en Badajoz, que es de "imposible cumplimiento" la reactivación del periodo transitorio relativo a la libre circulación de los trabajadores de Rumanía "por haber comenzado ya la campaña de la vendimia y recogida de aceitunas" en muchas zonas de la región.

Hay que recordar que esta orden fue aprobada por el Consejo de Ministros el pasado día 22 de julio, y obliga a los ciudadanos rumanos que quieran desplazarse a España, o que ya estén aquí y quieran incorporarse al mercado laboral a contar con un permiso de trabajo en firme o estar inscritos antes de esa fecha como demandante de empleo agrario. Además, la reunión celebrada hoy en la Delegación de Gobierno se ha llevado a cabo dos semanas después de la aprobación de dicha norma, "cuando los agricultores extremeños ya han comenzado a organizar la nueva campaña y en muchos casos ya ha comenzado".

De esta manera, Bibiano Serrano pide la retirada de dicha norma para que, con un tiempo prudencial más amplio, se estudie la viabilidad de dicha orden, "de la que estamos en total desacuerdo". En cualquier caso, el presidente de dicha organización ha planteado en dicho encuentro que si no es posible que no ente en vigor al menos "se activen todos los procesos administrativos oportunos para que la tramitación de la documentación de estos trabajadores sea lo más rápida posible y no añada otro problema más a los empresarios del campo".

Anuncios
Anuncios

Serrano explica que no se puede perder, encima, varios días para la contratación de estos trabajadores "teniendo que comprobar si tienen los papales que se exigen en regla" porque se perderá un tiempo absolutamente necesario al haber comenzado ya la campaña.

Por otra parte, el presidente de Apag Extremadura Asaja considera que la entrada en vigor de dicha normativa "es un paso atrás en la normalización de los asentamientos ilegales" que se había conseguido en los últimos tiempos.

En este sentido, añade que "es absolutamente necesaria la mano de obra extranjera a pesar del paro existente porque, como ha ocurrido en otros años, al final no se cubren esos puestos de trabajo , a pesar de las necesidades existentes, y la mayoría de plazas son ocupadas por rumanos".

Por último, Bibiano Serrano achaca al gobierno de Zapatero "y sus últimas ocurrencias al haber perdido definitivamente el norte" la puesta en marcha de la aplicación de una norma que es imposible de aplicar debido al escaso tiempo que se ha tenido para ello y recuerda que el gobierno ha pasado "del papeles para todos" a restringir, a última hora de su mandato,  la entrada de inmigrantes que siguen siendo necesarios en nuestro país.


Galería de imágenes