•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de la Diputación de Cáceres, Laureano León, ha recibido la primera visita institucional que realiza el presidente de la Asamblea de Extremadura, Fernando Manzano, a la Institución Provincial. Tras el encuentro, León ha apuntado que las administraciones "tiene que recuperar la imagen de cercanía y utilidad para con los ciudadanos" porque son "sus representantes, aquellos a los que los ciudadanos tienen que dirigirse para mejorar sus condiciones de vida y conseguir cotas de calidad y desarrollo en la provincia y en la comunidad".

León se ha mostrado "convencido" de que desde el Parlamento extremeño "se realizan muchas cosas en beneficio de los ciudadanos, y se está para intentar solucionar los problemas que tiene la sociedad extremeña". Y de la misma manera, ha apuntado, "la Diputación de Cáceres es muy útil para los municipios y los ciudadanos" y ha querido reivindicar "la defensa de la utilidad y cercanía en la que las instituciones extremeñas tienen que estar respecto a los ciudadanos de la región".

Por su parte, el presidente de la Asamblea de Extremadura, Fernando Manzano, ha manifestado, haciendo referencia a sus 8 años como diputado provincial,  que "todo político debería pasar por las instituciones locales antes de llegar a otros cargos distintos" porque, según ha señalado, "ayuntamientos y diputaciones son las más cercanas al ciudadano".

Según Manzano, si las instituciones quieren tener una cercanía a los ciudadanos, "ésta tiene que manar de haber pasado por las instituciones más pegadas a los ciudadanos, las entidades locales" y ha señalado que como "máximo responsable" de la administración legislativa quiere hacer del parlamento extremeño una "institución transparente, con paredes y techos de cristal y muy cercana al ciudadano".

En el encuentro también han  estado presentes la Vicepresidenta de la Asamblea, Consuelo Rodríguez Píriz, el Vicepresidente 1º de la Diputación de Cáceres, Rafael Mateos, el Vicepresidente 2º y portavoz del grupo popular, Saturnino López Marroyo y la diputada Rosario Cordero en representación del grupo socialista.

 


Galería de imágenes