•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Vegaviana ha optado por paralizar el proceso para declarar este pueblo de colonización como Bien de Interés Cultural, en la categoría de conjunto histórico, permitiendo que el procedimiento caduque y de ese modo no se haya dictado resolución al respecto, como publicó el Boletín Oficial del Estado.

El alcalde de este municipio, Juan Caro, justificó la decisión de no seguir adelante con el proceso después de que "numerosos vecinos hayan mostrado su malestar por los lentos procesos burobráticos y autorizaciones necesarias para poder realizar una obra por simple que sea en el centro del pueblo". "Los trámites son interminables e impiden la agilidad de los procesos", insistió el primer edil, quien además añadió que era una "medida totalmente impopular".

Caro aseguró entender la postura ciudadana y así se lo trasladó a la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura para que no siguiera adelante con el proceso hasta que, al menos, Vegaviana tenga sus propias normas subsidiarias que el Área de Rehabilitación Integral de Sierra de Gata, dependiente de la Consejería de Fomento, se encargará de elaborar.

La Ley de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura establece que el expediente de declaración se resolverá en el plazo máximo de dieciséis meses, contados desde la fecha en que fue incoado el procedimiento y que la caducidad del expediente se producirá si una vez transcurrido el plazo se solicita el archivo de las actuaciones y dentro de los treinta días siguientes no se dicta resolución.

SIN INFRAESTRUCTURAS

Para el equipo de Gobierno de Vegaviana, que dirige el socialista Juan Caro, la localidad no cuenta aún con las infraestructuras necesarias para ostentar la categoría de Bien de Interés Cultural y beneficiarse de esta etiqueta, "todo un reclamo turístico". Caro recordó que en este pueblo de colonización no hay alojamientos hosteleros, ni existen guías cualficiados que pudieran acompañar a los grupos de visitantes que se acercasen a Vegaviana para conocer sus pecualiaridades arquitectónicas, que han sido reconocidas en varias ocasiones con galardones nacionales e internacionales.

Juan Caro espera que, una vez entren en vigor las nuevas normas subsidiarias de Vegaviana, permitan agilizar los trámites en una localidad en la que los vecinos están "asumiento el respeto y el mantenimiento que hay que dar a los inmuebles del centro del pueblo, porque este no es un pueblo cualquiera", opinó al recordar que fue el prestigioso arquitecto Fernández del Amo el encargado de diseñar este pueblo a mediados del pasado siglo XX.

El alcalde no descarta retomar el proceso en los próximos años, pero aseguró que el expediente saldrá de nuevo a la luz  cuando "Vegaviana y su población esté preparada para aprovechar económicamente la oportunidad" que brinda una calificación tan imporante como la decalaración de Bien de Interés Cultural.

NOTICIA RELACIONADA

http://www.radiointerior.es/index.php?op=noticia&id=20268