•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los toros que se soltarán por las calles de Moraleja los días 16, 17 y 18 de julio no irán despuntados por decisión del pleno del ayuntamiento, que fundamentará su decisión en el hecho de que los festejos de San Buenaventura son una tradición o costumbre local.

El pleno del Ayuntamiento de Moraleja ha aprobado este jueves con los siete votos del Partido Popular (PP) la habilitación de la lidia de las reses mayores de dos años de edad sin despuntar durante la celebración de las fiestas, tal y como establece el nuevo Reglamento de Festrejos Taurinos Populares en Extremadura. Los tres concejales presentes en el pleno del PSOE decidieron abstenerse en la votación de este punto, que era el único a debatir en la sesión de carácter extraordinario.

Anuncios

El alcalde de Moraleja, Pedro Caselles, convocó la sesión plenaria para dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 15 del citado reglamento, que establece que, con el fin de mejorar la seguridad de las personas, las astas de las reses mayores de dos años que intervengan en un festejo taurino popular, y aquellas menores de dos años cuyas astas sean consideradas peligrosas, deberán encontrarse, antes del inicio del reconocimiento veterinario, "claramente despuntadas y romas". El reglamento considera responsable de la adopción de estas medidas al organizador del evento, salvo que esa responsabilidad haya sido asumida contractualmente por el ganadero y así conste expresamente, en cuyo caso recaerá sobre este último.

Anuncios

La nueva normativa establece que la merma de las defensas se practicará sobre la parte maciza del cuerno no pudiendo afectar, en ningún caso, a la clavija ósea o parte cavernosa del cuerno de la res.

Para evitar la merma de las astas, el ayuntamiento interesado puede argumentar la existencia de una tradición o costumbre local, en cuyo caso sí se puede habilitar la lidia de reses machos mayores de dos años sin despuntar. Para ello es necesario elaborar una memoria suscrita por el alcalde en la que se describan las características generales del desarrollo del festejo.

El pleno de Moraleja ha aprobado la elaboración de ese informe con el fin de acreditar la tradición de los festejos taurinos de San Buenaventura y disponer de la autorización pertinente para que los toros participantes no tengan las astas mermadas.

El reglamento taurino de Extremadura también determina que en todos los festejos populares en los que se prevea la utilización de reses sin despuntar, deberá publicitarse suficientemente tal circunstancia, para conocimiento de los posibles participantes.

La sesión plenaria duró 15 minutos y contó con la ausencia de tres de los seis ediles del PSOE, Úrsula Pascual García, Juan David Pérez Chaparro y Jesús Gonzalo Campo.

CONSENSO, SEGURIDAD Y TRANSPARENCIA

El PSOE justificó su abstención en que las fiestas de San Buenaventura tienen que sustentarse en la seguridad, en la buena organización y en el consenso con los partidos políticos y las peñas, según el concejal, César Herrero Campos.

Asimismo, su compañera de partido y exalcaldesa de Moraleja,Teresa Roca, manifestó en el pleno desconocer el contenido de la adenda donde están recogidas todas medidas de seguridad, protección o servicios médicos necesarios para el normal desarrollo de la festividad.

El alcalde, Pedro Caselles, recordó a Roca que aún no se ha firmado la citada adenda y se comprometió a dar toda la información por escrito a la oposición "sin ocultar nada" y con transparencia.

Asimismo, el concejal del Partido Popular, Rubén Blanco, negó cualquier tipo de "ocultismo" y recordó que es objetivo del gobierno del PP la creación de una comisión de festejos. Además, Blanco manifestó que si "hay algo que esté sumamente controlado" es la seguridad en los festejos de San Buenaventura.

El edil del PP recordó a la oposición que cuando el Partido Popular organizó los primeros encierros, que "ahora son el buque insignia de San Buenaventura", el PSOE también cuestionó la seguridad de los mismos.

 

 


Galería de imágenes