Agentes del Cuerpo Nacional de Policía adscritos a la Comisaría Provincial de Badajoz han procedido a la detención de cuatro personas por su presunta implicación en los hechos ocurridos el pasado día 11 de mayo en la barriada de Suerte de Saavedra de esta ciudad.

El suceso comenzó a las 01:00 horas aproximadamente, cuando se recibió una llamada telefónica en la Sala 091 informando de la fractura de la luna de un establecimiento comercial de la zona, producido por "la Rubia de los rochos y su primo Gori" según manifestaciones del requirente, por lo que agentes policiales se personaron en el lugar para comprobar la veracidad de los hechos y conseguir la identificación y detención si fuera posible de los autores.

A su llegada al lugar, observaron la presencia de varios grupos de personas, y uno de ellos, ante la presencia policial salió corriendo sospechosamente, por lo que los agentes intentaron proceder a su identificación, que resultó imposible porque les fue cortado el paso por un grupo de mujeres que con palos o agresiones intentaron evitar la acción policial, siendo la más agresiva "LA  RUBIA" a la que se hace referencia anteriormente, por lo que fue detenida, no sin muchas dificultades por su agresividad, los empujones y forcejeos de las otras mujeres.

Anuncios
Anuncios

En ese momento y cuando estaban reduciendo a la detenida, para introducirla en el coche policial, tanto las mujeres y un grupo de hombres de las inmediaciones comenzaron a lanzar piedras y palos. Las dotaciones actuantes ante esos hechos se retiraron de la zona con la detenida.

Posteriormente, y aunque tanto agentes de Policial Local como de Guardia Civil se habían puesto en contacto con el Cuerpo Nacional de Policía, por si necesitaban apoyo, los mandos policiales presentes en la sede de la Comisaría Provincial decidieron, para evitar un mayor problema social, y puesto que tanto el autor material de la rotura del cristal de un vehículo, como las personas que habían producido las agresiones estaban identificadas, no volver al lugar de los hechos hasta la mañana siguiente en que los ánimos de las familias que habían producido los problemas estuvieran más tranquilos.

Los vehículos policiales han sufrido desperfectos mínimos, que salvo que se acerque uno a ellos no se pueden apreciar, y los agentes policiales actuantes sufrieron magulladuras arañazos y contusiones, presentando uno de ellos un pequeño corte de 1 cm. en la frente.

Los detenidos responden a las iniciales de L. R. L. y G. C. R. a los que se les imputan un delito de daños y otro de atentado a agente de la autoridad; J. R. S. a la que se imputa un delito de atentado contra agente de la autoridad; y J. A. R. T. al que se le imputa un delito de simulación de delitos.

La investigación sigue abierta por lo que no se descartan más detenciones por los hechos relatados. Como resultado de la agresión a los agentes, resultaron heridos 5 de ellos, presentando diversas contusiones leves. Igualmente los agentes fueron testigos del lanzamiento de objetos contra ellos y contra los vehículos policiales por parte de varios vecinos del la zona, de los cuales algunos  únicamente impactaron contra los vehículos, causando leves rozaduras en los mismos.