•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Feria Nacional del Queso ha cerrado sus puertas tras una edición en la que los resultados obtenidos avalan que se trata de una cita consolidada y una de las ferias alimentarias más importantes del Sur de Europa. El presidente del Comité Ejecutivo, Gabriel Fernández Jiménez, ha señalado que la feria ha sido un éxito "tanto en el número de expositores que se han presentado como en afluencia de público". Gabriel Fernández Jiménez ha afirmado satisfecho que "se han cumplido las expectativas marcadas, incluso se han superado las predicciones".

Cada año, una media de 110.000-120.000 visitantes se acercan hasta Trujillo para disfrutar de la Feria Nacional del Queso  "y este año estamos seguros de que se ha alcanzado esta cifra" ha asegurado el presidente del Comité Ejecutivo. Esta edición ha conseguido de nuevo conjugar degustación y venta en un mismo espacio y acercar los quesos nacionales al gran público. Los queseros que acuden a Trujillo lo hacen atraídos por el magnífico escaparate que ofrece esta feria y por el valor añadido que supone que no sea una cita únicamente para profesionales.

Las tres denominaciones de origen de Extremadura, Queso de la Serena, Ibores y Torta del Casar, han confirmado la valoración del presidente y señalan que se han alcanzado los resultados esperados. Antero Murillo, director técnico de Queso de la Serena, ha señalado que "nuestros queseros han vendido las 30.000 degustaciones que teníamos previstas". Javier Muñoz, director técnico de Torta de la Serena, ha confirmado la satisfacción de los queseros e Ignacio Plaza Mariscal, presidente de la D.O. Queso Ibores, que se ha podido realizar la promoción esperada.

Durante los últimos cuatro días, la Plaza Mayor de Trujillo ha reunido a más de 80 expositores de quesos de todo el país y de Portugal, que han acercado hasta la ciudad 300 variedades diferentes de productos de una excelente calidad.


Galería de imágenes