•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El empresario de Torrejoncillo que lleva concentrándose a las puertas de la Central Nuclear de Almaraz (CNA) desde hace 15 días exigiendo el pago de una deuda que supera los 100.000 euros por los trabajos desarrollados en el interior de la planta reconoce que ha recibido amenazas para que abandone su protesta.

Luis Carlos Estévez y sus nueve empleados llevan protestando desde el lunes día 14 a las puertas de la central y cada día acuden a la hora de salida de los trabajadores de la planta para reivindicar los pagos que se les debe Copcisa, una empresa subcontratada por la central, y exigen además la responsabilidad civil subsidiaria de CNA como dueña de la obra.

Estévez ha reconocido que Copcisa les ha pedido que abandonen la protesta a través de un burofax, aunque las llamadas amenazantes no sabe de donde provienen.

El empresario cacereño asegura contar con una información y documentación que podría sacar a la luz sobre la propia Central Nuclear de Almaraz y que está guardando para en el caso de no conseguir que le abonen los 100.000 euros que le deben, daría a conocer.

Copcisa ha vuelto a contactar con el abogado de Estévez para proponerle el abono de parte de la deuda y el resto se pagaría a través de los juzgados con un concurso de acreedores, algo a lo que Estévez y sus empleados no están dispuestos.


Galería de imágenes