•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil detuvo en un principio a cinco vecinos de la localidad de Arroyo de San Servan de edades comprendidas entre los 16 y 20 años de edad, como presuntos autores de la sustracción de cabezas de ganado ovino. Posteriormente lo fueron tres personas vecinos de Castuera de edades comprendidas entre los 21 y 43 años de edad, estos son acusados por los delitos de receptación y compra de las cabezas de ganado sustraídas para su posterior traslado a mataderos de Madrid y Ciudad Real.

A raíz de la denuncia presentada por el propietario de una finca de Arroyo de San Servan, por la sustracción reiterada en los últimos meses de cabezas de ganado ovino, valoradas en unos 50 euros cada una. La Guardia Civil, pudo averiguar la autoria de los hechos. Varios jóvenes de esa localidad, entre ellos algunos menores de edad, sustrajeron y posteriormente vendieron el ganado a dos hermanos vecinos de Castuera, por doce euros cada cabeza, muy por debajo del precio valorado por su legítimo propietario.

Animales que trasladaron con camiones de transporte de ganado, desde una casa abandonada de Arroyo de San Servan hasta la explotación ganadera de Malpartida de la Serena propiedad de los citados hermanos.

Los transportes se llevaron a cabo los meses de diciembre y febrero a la finca de la localidad de Malpartida de la Serena. La Guardia Civil con el apoyo del Servicio de Veterinarios de la zona, identificaron y recuperan 32 ovejas y 14 corderos, pertenecientes a la explotación ganadera de Arroyo de San Servan, reconocidos por su propietario.

Además se pudo averiguar que otro vecino de Castuera, ahora detenido, fue quien solicitó a su nombre, Guías de Origen y Sanidad Pecuaria  reseñándolas como si el ganado fuera de su propia explotación. Dándole así cobertura legal al transporte, para  que posterior  se trasladaran a mataderos de Agudo (Ciudad Real) y Villarejo de Salvanes (Madrid). Hechos que se corroboraron con las gestiones desarrolladas por la Guardia Civil de las citadas provincias.

Las diligencias junto con los detenidos son puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de Mérida, Castuera y Fiscalía de Menores.


Galería de imágenes