•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Policía Local de Plasencia ha detenido a un hombre de 37 años por un delito de resistencia grave a la autoridad tras intentar agredir a un agente de la policía local en un bar de la ciudad.

Los hechos ocurrieron durante el fin de semana, el viernes hacia las once de la noche, cuando la Policía Local recibió una llamada del propietario del Bar Candy, situado en la avenida Juan Carlos I, informando de que había un joven en el local ebrio y que no paraba de insultar a los clientes del bar.

Es en esos momentos cuando una patrulla se acerca al lugar y se encuentran al joven dentro del bar con la ropa y la cara mancha de sangre, según el informe policial,"previamente se habría peleado con alguien puesto que no paraba de gritar que iba a matar y reventar a la persona con la que había discutido".

Los agentes trataron de mediar y fue entonces cuando el joven, que responde a las iniciales de C.G.G, y vecino de Plasencia, se puso en actitud agresiva, desafiando e insultando a los agentes.

Así, los policías intentaron calmarle en varias ocasiones, relata el informe, pero esta persona siguió con la un actitud muy desafiante hasta el punto de que intento agredir a uno de los agentes. Tuvo que ser reducido, esposado y detenido por un supuesto delito de resistencia grave y atentado a los agentes de la autoridad.