•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas defenderá este jueves en la Comisión General de las Comunidades Autónomas, una enmienda para que se reconozca en el nuevo Estatuto de Autonomía de Extremadura el reconocimiento oficial de "A Fala" y del portugués de Olivenza.

Los senadores nacionalistas justifican su enmienda en las recomendaciones del Consejo de Europa y de la Carta Europea de Lenguas Regionales o Minoritarias, que abogan por la adopción de medidas de promoción y fomento de las variedades lingüísticas. Por ello, el GPSN propone que se añada una nueva disposición adicional octava en el nuevo Estatuto de Autonomía de Extremadura que contemple el reconocimiento oficial de "A Fala" y del portugués de Olivenza.

En el texto de la enmienda se afirma que "A Fala", variante del gallego-portugués, es idioma propio y oficial en el Valle de Jálama (Val de Xálima) y, más en concreto, en las localidades de San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno, en el norte de la provincia de Cáceres.

Anuncios
Anuncios

El alcalde de San Martín de Trevejo, Máximo Gaspar, manifestó su satisfacción por la noticia y señaló que si finalmente se consigue su inclusión en el Estatuto "A fala" tendrá el empujón que la faltaba para su protección total. Los vecinos de las localidades del Val de Xálima utilizan en su vida diaria este dialecto que sigue vivo y que además contará en breve con un museo en San Martín.

La reforma del Estatuto de Autonomía de Extremadura superará hoy en comisión su penúltimo paso para que el próximo día 19 de enero sea aprobado definitivamente en el Pleno de la Cámara Alta. La enmienda también pide para el portugués propio de la localidad de Olivenza, fronteriza con Portugal, el mismo reconocimiento en su ámbito territorial.

En este sentido el alcalde de San Martín también respaldó la iniciativa de Olivenza y recordó el origen gallego-portugués de A fala.

El Grupo Parlamentario de Senadores Nacionalistas plantea en su iniciativa que "una ley regulará las zonas de uso, los derechos de utilización por sus hablantes ante las administraciones públicas y las medidas de protección y fomento en los diversos ámbitos socioliguísticos". Sobre esta pretensión, la alcaldesa de Valverde del Fresno, Ana Isabel Pérez, destacó que es un cometido "muy complicado" que no se podrá llevar a cabo. Contando a todos los habitantes de los tres pueblos se estiman unos 4.500 hablantes, aunque también hay que tener en cuenta a los nativos que trabajan fuera de la localidad pero muchos de los cuales vuelven al valle en verano y que emigraron a otras regiones o países de Europa.

Éstas variantes suelen denominarse "lagarteiru" en Eljas, "mañegu" en San Martín de Trevejo y "valverdeiru" en Valverde del Fresno.

En el año 2000 la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura reconoció el habla del Valle de Jálama como Bien de Interés Cultural, a fin de protegerlo y conservarlo y fue ya al año siguiente en 2001, declarado por la Junta como Bien de Interés Cultural, por lo que en opinión de Pérez "A fala" ya cuenta con la suficiente protección en Extremadura, aunque ha manifestado respetar la iniciativa del grupo nacionalista.

En los últimos años ha surgido otras polémicas de tinte nacionalista por parte de ciertos sectores gallegos, siendo ésta sobre todo de carácter político. En el año 2006 la reclamación por parte del Bloque Nacionalista Galego (BNG) de "medidas y políticas concretas" para defender el gallego que se habla, en los municipios cacereños de Eljas, Valverde del Fresno y San Martín de Trevejo, motivó la reacción de la Junta de Extremadura y el Ejecutivo regional recordó que en el norte de Cáceres no se habla gallego, sino un dialecto derivado del tronco común del galaico portugués, con adherencias asturleonesas, resaltando la "magnífica salud" que goza este habla.


Galería de imágenes