•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La propietaria de la Administración de Loterías de Cáceres que ha vendido una serie de "El Gordo" del sorteo de la Lotería de Navidad, Pilar Iglesias, ha asegurado que tenía el presentimiento de que lo haría después de la tromba de granizo que sufrió la ciudad el pasado 16 de septiembre.

Pilar Iglesias, que regenta la administración número 9 de Cáceres, ha reconocido a Efe que ayer, al hablar con su madre del sorteo, comentó que tenía un presentimiento, ya que siempre que se habla de "El Gordo", se dice que este "va a parar a ciudades que han sufrido alguna catástrofe, y por eso le comenté a mi madre que tenía un presentimiento especial este año".

También ha dicho que al igual que le ocurrió en 2004, año en el que esta administración repartió un segundo premio de este mismo sorteo, estaba en el médico, motivo por el que no ha llegado hasta el establecimiento que regenta cerca de hora y media después que saliera premiado el 79.250.

En este sentido, ha relatado que se ha desplazado hasta el centro de salud, porque su hijo Jaime, de seis años, debía pasar un reconocimiento médico, "por lo que creo que el año que viene pediré cita para este día, a ver si sigue la racha".

La lotera, que ha reconocido sentirse muy nerviosa, ha señalado que se ha enterado que su administración habría repartido el Gordo "por la radio, iba en el coche, y por las numerosas llamadas que he recibido en ese momentos, que ni he podido atender, porque ya dudaba de si ir o no al médico, aunque el final sí he ido".

Por su parte, la delegada comercial de Loterías y Apuestas del Estado en Cáceres, Julia Sanguino, que desempeña este cargo de 1993, ha aseverado a Efe que es la primera vez que "El Gordo" toca en toda la historia en Cáceres capital.

A este respecto, ha precisado que en años anteriores sí han tocado segundos, cuartos y quintos premios, "incluso hace unos años, en la cercana administración del Centro Comercial Ruta de la Plata tocó el primer premio del Sorteo del Niño, pero el Gordo, que yo recuerde, nunca".

"Estoy emocionada por aquellas personas que han resultado agraciadas, por la familia de esta administración y porque por una vez Cáceres saldrá en las noticias de los informativos por algo bueno", ha concluido.

La anécdota de la jornada la ha puesto un varón de cerca de 35 años, supuestamente llamado Pedro Aguilar, que pasadas las doce horas ha irrumpido en el establecimiento proclamando que él era el afortunado con el Gordo.

Tras el normal "revuelo" entre los medios de comunicación allí presentes, ha cambiado, mientras se marchaba, su discurso, asegurando que no podía hablar, que había comprado la serie la semana pasada, luego el mes pasado, y que los afortunados eran un grupo de amigos "de toda la vida".

Posteriormente, según han señalado personas allí presentes, ha manifestado que se había confundido y que el número que había comprado en esa administración era el 70.250, extremo que ha sido negado por la lotera, quien ha asegurado que ese número no se había vendido en su establecimiento.


Galería de imágenes