La Fundación Secretariado Gitano ha elaborado una guía de buenas prácticas de empleo a raíz de su experiencia en la inserción laboral de personas gitanas, que puede ser extrapolada a otros colectivos y que pone de manifiesto que "la mejor forma de invertir socialmente es invertir en empleo".

Así lo ha manifestado el autor de esta guía, consultor de formación y experto en creación de microempresas, Publio Galán, que ha abogado por "adaptar el puesto de trabajo a la persona, y no al revés", como a su juicio se está haciendo en la actualidad.

Establecer alianzas, trabajar en red, compartir recursos y gestionar conocimientos entre todas las entidades son algunas de las buenas prácticas que se dan a conocer en esta guía, que se enmarca en el Pacto Local por el Empleo de Mérida y que ha sido presentada públicamente.

Anuncios
Anuncios

Galán ha destacado que la Fundación, con esta guía, da a conocer su experiencia en la orientación, mediación e inserción laboral de la población gitana en los dos últimos años, y lo hace "innovando en lo social", dado que lo importante no es tanto los recursos que ha utilizado en esta misión, sino las personas a las que han ido dirigidos.

Esta guía, según ha dicho, puede ser extrapolada a entidades que trabajan con otros colectivos, por ejemplo los discapacitados, adaptándolo a las peculiaridades de cada persona.

Por su parte, Guadalupe Fernández, técnico de Intervención Social en la Fundación Secretariado Gitano, ha explicado que esta publicación se plasman las actividades realizadas dentro del Pacto Local por el Empleo.

Ha señalado que la población gitana tiene más dificultades en el acceso al mercado laboral por varios motivos, entre los que ha citado la falta de cualificación y la discriminación, al tiempo que ha destacado los avances que ha experimentado este colectivo en ámbitos como el de las nuevas tecnologías.

Al acto de presentación de esta guía también ha asistido la concejala de Servicios Sociales de Mérida, Carmen Yáñez, para quien "el problema no es tanto la discriminación como la falta de cualificación", ya que "ahora lo importante es tener la cualificación adecuada para el puesto que te están ofertando".

Ha explicado además que el Pacto Local por el Empleo -que ha registrado 1.587 personas inscritas, 805 orientadas, 328 formadas y 150 insertadas- no sólo trabaja con los colectivos específicos a los que se dirige, sino que también lo hace paralelamente con la población en general