•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas por los delitos de depósito y tenencia ilícita de armas tras incautarse más de 300 armas en una chatarrería de Plasencia fruto de sus investigaciones sobre la venta de armas antiguas y de coleccionista.

Según ha informado la Oficina Periférica de Comunicación de Cáceres en una nota de prensa, se han hallado numerosas armas antiguas, la mayoría de las cuales funciona correctamente, siendo factible la adquisición de cartuchería de fuego para su uso.

Anuncios

En concreto, se trata de 16 revólveres, 118 pistolas, 38 escopetas, 127 bayonetas, 13 pistolas de avancarga y 2 trabucos, además una pila bautismal.

Anuncios

Debido a la gran cantidad de armas encontradas en el lugar, la Guardia Civil registró las viviendas existentes en el interior de la chatarrería el pasado 27 de octubre, en las que halló 17 lotes de piezas de oro, valorados en unos 6.000 euros, cuya procedencia no fue acreditada por sus moradores.

Como consecuencia, los agentes detuvieron a tres personas -titulares y propietarios del establecimiento-, vecinos de Plasencia, como presuntos autores de los delitos de depósito de armas en la vertiente de comercialización y tenencia ilícita de armas.

Continuando con las investigaciones, la Guardia Civil descubrió una conexión con un vecino de Torrejoncillo, a quien se le intervinieron en un establecimiento comercial 12 armas factibles de ser usadas, en concreto, 4 escopetas, 1 revolver y 7 trabucos de avancarga.

Estas armas habían estado expuestas al público con una etiqueta de venta, a precios que oscilaban entre los 80 y 250 euros la unidad. Este varón fue detenido tres días después como presunto autor de los delitos de depósito de armas en la vertiente de comercialización y tenencia ilícita de armas.

Igualmente, el 5 de noviembre fue detenido otro vecino de Torrejoncillo como cotitular del establecimiento. La Guardia Civil, que continúa con las investigaciones, ha averiguado que una de las armas halladas en la chatarrería procedía de un robo cometido en la provincia de Guipúzcoa.


Galería de imágenes