•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las ovejas merinas inscritas en la Denominación de Origen Protegida (DOP) Queso de la Serena han tomado un año más las calles de Madrid para participar en la décimo séptima edición de la Fiesta de la Trashumancia, que se celebró el pasado 31 de octubre con normalidad pese a la lluvia intermitente de la jornada.

El acto estuvo organizado por las asociaciones Concejo de la Mesta, y Trashumancia y Naturaleza, junto al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y el Consejo Regulador de la DOP Queso de la Serena.

El rebaño partió de la Casa de Campo de Madrid a las 11.00 de la mañana y tenía previsto pasar por la Avenida de la Virgen del Puerto para dirigirse al Parque de Atenas, pero una estampida obligó a modificar parte del recorrido hasta encauzar al ganado hacia la Cuesta de la Vega para llegar a la Calle Mayor.

Las ovejas de La Serena estuvieron escoltadas por carruajes de bueyes y caballos y por grupos folclóricos de diferentes comunidades autónomas que dieron a la jornada un aire festivo. La comitiva estuvo integrada también por pastores de Cantabria, los Caballeros de Sierra que en el Siglo XII se encargaban de la protección de los rebaños trashumantes, pendones concejiles de los municipios de León, arrieros maragatos y ganaderos cántabros con vacas tudancas.

Los participantes se detuvieron a su llegada a la Plaza de la Villa, donde el presidente de la DOP Queso de la Serena, Faustino Gironza, saludó a los representantes del Ayuntamiento de Madrid  y entregó 100 maravedíes al concejal de Distrito Centro, José Enrique Núñez Guijarro, para hacer frente al pago que permite el paso de las ovejas por la ciudad. Esta tradición tiene su origen en la Concordia de 2 de marzo de 1418 entre los Hombres Buenos de la Mesta de los Pastores y los Procuradores del Concejo de la Villa de Madrid.

Miles de personas contemplaron el paso del ganado por el centro de la ciudad en una jornada reivindicativa que pretende concienciar a los ciudadanos sobre la necesidad de respetar y recuperar las vías pecuarias. Las ovejas extremeñas atravesaron la Puerta del Sol, la Calle Alcalá y Cibeles y volvieron de nuevo a la Casa de Campo para embarcarse rumbo a la comarca de La Serena, de donde provienen.

En esta zona de la provincia de Badajoz pastan 160.000 ovejas merinas que se encuentran inscritas en este consejo regulador y que proporcionan cada año un millón de litros de leche para la elaboración de las afamadas Tortas de la Serena.

Este mismo ganado ha participado varias veces en la Fiesta de la Trashumancia de Madrid y protagonizó el pasado verano la ruta trashumante más larga de Europa al recorrer durante 36 días más de 600 kilómetros desde La Serena a la Sierra de la Demanda, en Burgos. La oveja merina es la raza trashumante por naturaleza y se caracteriza por la calidad y escasez de su producción lechera, ya que para la elaboración de cada pieza de queso de Torta de la Serena es necesaria la leche procedente del ordeño diario de 15 cabezas de ganado.

RUTA TRASHUMANTE 

El pasado verano, más de 2.000 ovejas merinas de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Queso de la Serena protagonizaron la ruta trashumante más larga de Europa cuando realizaron el recorrido entre Campanario (Badajoz) y la Sierra de la Demanda (Burgos) en 36 días, desde el 13 de junio hasta el 18 de julio.

Cientos de personas llegadas desde distintos municipios de la Mancomunidad de Patria para recibir al rebaño en la Ermita burgalesa de Nuestra Señora de Vega, en cuyas inmediaciones se celebró una fiesta pastoril en la que tomaron parte decenas de pastores y lugareños.

En aquella ocasión, el Valle de Valdelaguna se vistió de fiesta para conmemorar la llegada del rebaño, que estuvo escoltado por los pastores desde el municipio de Salas de los Infantes. A su llegada a la ermita, los pastores trashumantes fueron recibidos por hombres y mujeres ataviados con el traje típico y les entonaron una salve rociera a dos voces.

Desde su partida en la comarca de La Serena (Badajoz), las ovejas recorrieron más de 600 kilómetros atravesando seis provincias y tres cañadas reales distintas durante 36 días.

Esta iniciativa partió de la Asociación Concejo de la Mesta y la DOP Queso de la Serena con el objetivo de la recuperación de las vías pecuarias y la puesta en valor de la oveja merina como raza autóctona productora de leche para la elaboración de quesos.

En la fiesta pastoril se ofrecieron migas extremeñas, caldereta de cordero con Indicación Geográfica Protegida (IGP) Cordero de Extremadura y varios platos elaborados con Quesos y Tortas de la Serena.

El rebaño regresó de nuevo a la comarca de La Serena a finales del pasado mes de septiembre.