•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Comité Ejecutivo de Ipex de Moraleja ha defendido que la adjudicación a la empresa Corviam-Corsan de las obras de la piscina climatizada se realizó mediante concurso público. Mantienen que era la empresa que ofrecía todas las mejoras expuestas en el pliego de condiciones y además fue la que mayor compromiso adquirió en lo que al número de obreros contratados se refiere.

Dicha empresa, antes de empezar la obra, detectó que se habían equivocado en la confección del presupuesto, por lo que manifestaron la intención de que no era de su interés el acometer la construcción de dicha piscina climatizada.

"Si una empresa es designada como adjudicataria de una obra pública como en este caso es la piscina climatizada y no cumple con su compromiso, puede ser sometida a una ejecución del aval depositado y se le impide tomar parte en cualquier otro concurso de obra pública en todo el territorio nacional", según ha indicado Ipex en un comunicado de prensa.

Señalan además que "de todos es sabido que Corviam-Corsan es una empresa que prácticamente trabaja para adjudicaciones de obra pública, por lo que sería para ellos un gravísimo problema que el Ayuntamiento de Moraleja ejecutara el aval en cuestión".

Asegura Ipex que "visto lo expuesto y que la postura del anterior equipo de gobierno era firme, la empresa buscó una solución subcontratando a otra que fue la que inició la obra".


Galería de imágenes