•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cinco jóvenes, tres de ellos menores de edad, han sido detenidos como presuntos autores de cuatro robos ocurridos en el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Jálama de Moraleja.

Los detenidos, con edades comprendidas entre los 14 y los 19 años de edad, accedieron al centro educativo a través de una valla rota que se encuentra en la parte trasera del instituto y que permite el paso a las pistas deportivas. A pesar de los numerosos requerimientos que las autoridades policiales han realizado a la dirección del centro para que ordene su reparación, el vallado continúa en mal estado y permite el acceso al interior con facilidad. El director del centro educativo, Ángel García, desconoce si alguno de los detenidos pertenece al centro educativo. 

Anuncios

Los ladrones han accedido en todas las ocasiones por un lateral del edificio que alberga el centro educativo y para ello han forzado puertas y ventanas y han provocado a su vez desorden en los documentos de las diferentes estancias del instituto. García ha expresado su preocupación por lo sucedido, ya que es la primera vez que se llevan a cabo este tipo de hechos en los edificios principales.

Anuncios

Los robos se produjeron durante los meses de enero, junio (en el curso pasado) y este mes de octubre, en el que llegaron a entrar hasta en tres ocasiones al interior del recinto. Según la información oficial a que ha tenido acceso Radio Interior, los detenidos provocaron daños en una ventana del centro que han sido valorados en 1.000 euros y se apoderaron de dos ordenadores portátiles y 200 euros en metálico. En una de las ocasiones, los jóvenes hallaron una llave de los cajetines en los que los profesores guardan la recaudación de las fotocopiadoras.

Radio Interior ha confirmado que a pesar de que hay cinco personas implicadas en los robos, no todas accedieron al instituto en todas las ocasiones. Los profesores y el personal de administración está viviendo esta situación con preocupación pero también con frustración. García dice no entender este tipo de actos vandálicos en un recinto que no dispone de objetos de valor ni de dinero en metálico, tan sólo material educativo.

La Guardia Civil había montado un dispositivo especial de vigilancia para evitar nuevos robos en el centro y sorprendió hacia las 19.00 horas del sábado, día 9 de octubre, a unos chicos que se encontraban en el interior del instituto y que, al percatarse de la presencia policial, se dieron a la fuga. Siguiendo el protocolo especial para menores de edad, se puso en conocimiento de sus padres y fueron detenidos durante los días 14 y 15.

El asunto se encuentra en manos del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Coria y de la Fiscalía de Menores de Cáceres.


Galería de imágenes