•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Equipo de Investigación Primeros Pobladores de Extremadura (EPPEX) ha comenzado un nuevo taller de la campaña de verano de excavaciones en los yacimientos arqueológicos de El Millar (Cáceres) y de la Cueva de Santa Ana (Cáceres) en el marco de la décima edición del Campo de Trabajo "Primeros Pobladores".

El Campo de Trabajo Internacional "Primeros Pobladores de Extremadura" se desarrollará hasta el 19 de septiembre en Malpartida de Cáceres y está incluido dentro la Campaña de Verano 2010 organizada por el Instituto de la Juventud de Extremadura de la Consejería de los Jóvenes y el Deporte de la Junta de Extremadura. En el Campo de trabajo participan un total de 30 jóvenes, de los que 2 son de Extremadura, 13 han llegado desde otros puntos de la geografía española, como Galicia, Madrid, el País Vasco o Andalucía. El resto, unos 15 participantes, son residentes de la Unión Europea y otros originarios de países tan lejanos como Turquía o Corea.

La residencia del campo está ubicada en los albergues de San Isidro de Malpartida de Cáceres, en un entorno natural y cultural de extraordinario valor por la inmediatez del Monumento Natural de "Los Barruecos" y el Museo Vostell-Malpartida.

Estos jóvenes colaborarán en los trabajos arqueológicos en los yacimientos de El Millar y la Cueva de Santa Ana, así como en las labores de preparación, documentación y catalogación de materiales que se desarrollarán por las tardes en el laboratorio de campaña de la Escuela Taller "La Cocinica" de Malpartida de Cáceres.

Así mismo participarán en un ciclo de charlas informativas sobre arqueología y prehistoria, impartidas por miembros del Equipo Primeros Pobladores. Estas charlas, por primera vez abiertas al publico en general, se realizarán a las 20.00 h. en el auditorio del Centro de Información y Documentación de Vías Pecuarias.

La campaña de excavación cuenta además con la colaboración del Ministerio de Defensa, el Ministerio de Cultura, el Exc. Ayuntamiento de Cáceres y el Exc. Ayuntamiento de Malpartida de Cáceres.

Los trabajos arqueológicos se desarrollarán paralelamente en el yacimiento al aire libre de El Millar y en la Cueva de Santa Ana. La dirección científica de los trabajos arqueológicos correrá a cargo de los codirectores de EPPEX, el Doctor Antoni Canals y el Doctor Eudald Carbonell junto con los jóvenes investigadores extremeños del Equipo.

El yacimiento al aire libre de El Millar (Cáceres) se encuentra situado en la llanura granítica a medio camino entre los humedales del río Salor  y el karst cacereño. Este yacimiento fue localizado durante las prospecciones realizadas en el año 1999 en la finca del mismo nombre. En un corte realizado para la extracción de áridos se observó la presencia de herramientas antiguas realizadas sobre cantos de piedra. Su excavación comenzó en el año 2000.

Desde entonces se han realizado ocho campañas de excavación. En la actualidad se han excavado unos 50m2. En el yacimiento de El Millar se han hallado más de seis mil herramientas talladas en piedra, principalmente en cuarzo de diferentes calidades. La industria lítica del yacimiento presenta unos patrones tecnológicos característicos del Modo3 o Musteriense, propio del Paleolítico Medio (500.000 a 40.000 B.P.).

Por su parte, la cueva de Santa Ana se abre sobre una pequeña colina en el interior del campamento militar CIMOV nº 1, a 1,2 Km al sur de la ciudad de Cáceres. Los sondeos efectuados en la cavidad han proporcionado las primeras evidencias sobre la evolución técnica dentro del denominado Complejo Cacereño, una unidad territorial y cultural que comprende el Calerizo cacereño y los humedales circundantes, especialmente los del río Salor en el que se encuentran los yacimientos paleolíticos de El Millar (Cáceres) y Vendimia (Malpartida de Cáceres).

Esta singular cavidad contiene en sus niveles herramientas líticas en las que puede apreciarse la evolución tecnológica de los homínidos en los últimos 800.000 años con los modos técnicos 1 o Olduvayense, 2 o Achelense y 3 o Musteriense.

En la cueva de Santa Ana cabe destacar, por su excepcionalidad, la buena conservación de los materiales, especialmente de las industrias líticas (bifaces, lascas, etc..), hecho que ha permitido el estudio de sus filos para conocer las materias trabajadas, así como el sentido del desgaste por el uso, permitiendo la reconstrucción de los gestos de nuestros antepasados (la manera de usar esas herramientas).

También hay que destacar que, por tercer año consecutivo, como actividad complementaria al Campo de Trabajo, el domingo 12 de Septiembre se llevará a cabo una jornada de colaboración con la Asociación ARBA (Asociación para la Recuperación de los Bosques Autóctonos), Paisajes Habita2, consistente en la limpieza y adecuación de la Cueva de Santa Ana.


Galería de imágenes