•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Juan Manuel Rodríguez Tabares, Director de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), ha clausurado la quinta edición del foro, que durante tres días ha puesto sobre la mesa lo conceptos Democracia, Derechos Humanos, Cooperación y Desarrollo, para analizar el impacto de la crisis en el sistema mundial. Más de trescientas personas y alrededor de ochenta organizaciones y redes sociales han participado en este encuentro, que se ha desarrollado en el Hotel Extremadura de Cáceres.

"Lo importante en el mundo de las ONGD no es la cantidad de la ayuda", ha comenzado afirmando el Director de la AEXCID durante el acto de clausura. "Lo importante es crear más sociedad civil, más eficacia, más eficiencia y mayor calidad". Y aplaudiendo el trabajo que IEPALA y AUPEX han desarrollado con la celebración de estas jornadas, ha invitado a los asistentes a reinventar algunos de los factores y de los actores de la cooperación internacional. "Debemos trabajar en este sentido", ha declarado, "y la crisis es una buena oportunidad para hacerlo".

Antes de la despedida institucional, los representantes del foro y de las redes sociales han compartido el documento final de trabajo del VFIDC elaborado por los grupos de trabajo de los distintos continentes, que Juan Carmelo García, representante de la Secretaría Ejecutiva, ha dado a conocer a todos los participantes del encuentro. El presidente de Iepala ha reiterado una vez más la reflexión compartida entre los representantes de las redes de la sociedad civil organizada de África, América Latina, Europa y Asia, y ha insistido en la necesidad de continuar el trabajo continuo más allá de este encuentro.

La Secretaría Ejecutiva del FIDC, en esta última jornada del foro, destaca "el profundo espíritu de colaboración, la dedicación desinteresada de todas las personas y redes participantes, el alto nivel de los análisis, reflexiones y diálogos en los grupos de trabajo así como la lúcida aportación de enfoques y propuestas críticas en torno a los problemas mundiales, continentales, regionales y locales desatados por la crisis".

Conclusiones de cara a la acción

Tras tres días de debate y reflexión compartida entre los representantes de las redes de la sociedad civil organizada de África, América Latina, Europa y Asia, el foro ha determinado que "la crisis obliga a revisar el paradigma dominante en materia de desarrollo, a replantearse la relación con la naturaleza y pone en evidencia los límites de la democracia política tal como es practicada actualmente, ya que se ha comprobado que el actual revela fallas profundas en el sistema internacional de cooperación al desarrollo".

El foro concluye también que, "considerando que las democracias no se pueden reducir a las jornadas electorales, se hace indispensable promover una ciudadanía activa para darle vida a una democracia realmente participativa y transformadora desde lo local, lo étnico, lo cultural, lo social, lo nacional, lo autóctono, con perspectiva de género que conlleve la recuperación de todo lo público al servicio de los intereses colectivos, asegure el control soberano de los recursos estratégicos, la distribución equitativa de la riqueza y, la superación de la exclusión y de la discriminación".

Durante la jornada de ayer, los grupos participantes debatieron sobre las relaciones e interconexiones, la interdependencia y la autonomía relativa entre los cuatro conceptos que vertebran el trabajo de este Foro: democracia, derechos humanos, cooperación y desarrollo, un debate que ha servido para elaborar el documento final de trabajo.


Galería de imágenes