Las Consejerías de Agricultura y Desarrollo Rural y de Educación iniciarán este miércoles el Plan de Consumo de Frutas y Verduras en las Escuelas de Extremadura, que llegará en este curso a más de 4.000 niños de entre 6 y 13 años de 19 colegios de la región con comedor escolar.

Para ello, se destinarán 50.000 euros, cofinanciados por la Junta de Extremadura y la Unión Europea, que permitirán sufragar el reparto de frutas entre los centros escolares.

El arranque oficial del Plan comenzará mañana con la distribución de cereza de primera calidad en tarrinas de 200 gramos por alumno, un reparto que llevará a cabo la Asociación de Fruticultores Extremeños (Afruex), a través de uno de sus asociados, La Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte.

Anuncios
Anuncios

El propósito de este programa es influir en los hábitos de consumo de fruta entre la población infantil y proporcionar conocimiento a los escolares en relación con los hábitos de consumo saludables desde la infancia, contribuyendo así a la estrategia de lucha contra la obesidad y las enfermedades asociadas a través de la implantación de una dieta sana.

El Plan ofrece además la posibilidad a los escolares de establecer contacto con los productos agrícolas y acercarlos al conocimiento de los sistemas de producción y comercialización de los mismos.

Esta iniciativa se puso en marcha tras un acuerdo político en el seno del Consejo de Agricultura y Pesca de la Unión Europea de la mano de la reforma del sector de las frutas y hortalizas realizada en el año 2007, que incluye entre sus objetivos modificar la tendencia negativa sobre el consumo de frutas y hortalizas que se viene registrando en los países comunitarios.

España se ha sumado a la iniciativa presentando a la Unión Europea el Plan Nacional de Consumo de Frutas en las Escuelas 2009/2010, cuya aplicación por parte de las Comunidades Autónomas es voluntaria.

En este escenario, Extremadura ha decidido sumarse a la iniciativa implantando en este curso el plan a nivel regional dado que incide en las políticas educativa, sanitaria y agroalimentaria. El objetivo fundamental de este primer año de aplicación es iniciar el rodaje de la medida y comprobar su aceptación, así como estudiar las incidencias que puedan producirse y obtener el conocimiento necesario que permita diseñar las estrategias en sucesivos cursos.

El programa en Extremadura

En Extremadura, el Plan de Consumo de Fruta en las Escuelas lo están poniendo en marcha de forma conjunta la Consejería de Educación y la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, si bien tanto la adquisición de fruta como su reparto se realizará a través de la concesión de subvenciones a organismos privados de la región que se dediquen al sector frutícola.

Las previsiones son que en este curso escolar participen 19 centros extremeños, con comedor, lo que significa llegar a una población escolar de más de 4.000 niños con edades comprendidas entre los 6 y los 13 años.

Los centros participantes son CEIP Arias Montano (Badajoz); CEIP Trajano (Mérida); CEIP Prácticas (Cáceres); CEIP Las Américas (Trujillo); CEIP Tena Artigas (Castuera); CEIP Fernández y Marín (Talarrubias); CRA Escurial (Cáceres); C.P. de Gabriel (Gévora); C.P. San Gregorio (Guareña); C.P. Santo Domingo (Orellana la Vieja); C.P. María Auxiliadora (Villar del Rey); C.P. Príncipe de Asturias (Montijo); C.P. César Hurtado Delicado (Valverde de Leganés); CRA Quercus (Aldeacentenera); C.P. León Leal Ramos (Casar de Cáceres); C.P. Fernando el Católico (Madrigalejo); C.P. Marí Lluch (Torrecilla de la Tiesa); CRA Valle del Salor (Valdefuentes); y Residencia Guillén Cano Bote (Trujillo).

El Plan contará además con campañas de difusión del consumo de fruta y con medidas de acompañamiento como la del Frutijuego: El gran juego de las frutas y verduras. Se trata de un símil de la ruleta de la fortuna en el que se han de resolver 150 preguntas con la ayuda de El Libro Sabio de las Frutas y las Verduras, que incluye un total 53 fichas didácticas.

También incluye mapas con las Denominaciones de Calidad de frutas y verduras de España; un calendario de temporalidad; las campañas de frutas y verduras realizadas por el MARM con todos los materiales (publirreportaje, cartel, folleto y spot publicitario); divertidos fondos de escritorio y salvapantallas; así como juegos didácticos y divertidos como el Alimentraining, la Batidora y el Caleidoscopio.

Las razones del Plan

En los últimos años se ha observado una disminución del consumo de frutas y hortalizas. El consumo medio en la Unión Europea era del 380 gr/día en 2006 pero se estima que este año su consumo disminuya a 360 gr/día, tanto en jóvenes como en adultos.

El consumo diario de frutas y hortalizas que recomienda la Organización Mundial de la Salud es de 400 gr/día. Sin embargo, en la Unión Europea el consumo de fruta y hortalizas varía mucho de unos países a otros. España ocupa el tercer puesto detrás de Grecia y Portugal en lo que a consumo se refiere con un valor cercano a los 500 gramos diarios.

Otra de las razones que han promovido el desarrollo de este plan, fuertemente vinculada con la anterior, tiene que ver con los hábitos de consumo. La modificación en los últimos años de los hábitos de consumo ha provocado un fuerte incremento en el peso de la población infantil hasta el punto de que el número de niños con sobrepeso en la Unión Europea se eleva a 22 millones, 5 millones de los cuales son obesos.

Hay evidencias científicas de que el consumo de fruta ayuda a combatir la obesidad y otras patologías relacionadas con ésta última, como son la diabetes tipo 2 y el incremento de lesiones cardiovasculares. En jóvenes se ha demostrado que hay un fuerte incremento del riesgo de ciertos tipos de cáncer debido a la obesidad y al incremento de alimentos altamente calóricos.


Galería de imágenes