•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Como consecuencia del incendio forestal ocurrido el pasado día 6 de mayo entre los términos municipales de Santibáñez el Alto y Cadalso, la Guardia Civil de Gata inició las oportunas investigaciones con el fin de averiguar las circunstancias del mismo y si fue o no provocado.

Durante la mañana del 12 de mayo la Guardia Civil logró detener al presunto autor de los hechos, un vecino de Cadalso, como presunto autor de un delito de incendio forestal. El detenido, se encontraba quemando pequeños ramos de olivo, sin tener en cuenta la orografía del terreno y las circunstancias climatologías.

Estos delitos son originados por negligencias e imprudencias graves como consecuencia directa de la realización de quemas incontroladas de pastizales, rastrojos, eliminación de vegetación invasora y la limpieza o transformación del suelo.

Anuncios
Anuncios

La Guardia Civil recuerda a los ciudadanos que extremen las precauciones a la hora de ejecutar este tipo de operaciones, recordando las estipulaciones contenidas en la normativa vigente, debiendo siempre que se pretendan realizar labores de esta naturaleza, adoptar medidas de seguridad tales como: la limpieza de la cubierta vegetal circundante, disponer de medios de extinción de utilización inmediata para abortar cualquier conato de incendio y, por último, posponer o paralizar la ejecución de estos trabajos siempre que las condiciones meteorológicas no sean las más adecuadas y pudieran conllevar la declaración de incendios forestales.  

Robo en Aldeanueva del Camino Por otra parte la Guardia Civil ha conseguido localizar y detener a tres ciudadanos rumanos como supuestos autores de un delito contra el patrimonio, los cuales, habían sustraído del interior de las instalaciones de una empresa, situada en la localidad de Aldeanueva del Camino 200 aros metálicos que se utilizan para la fabricación de tubos de hormigón, con un valor de 1.300 €.

A raíz de la comisión del hurto, durante la madrugada del 13 de mayo, el Equipo de Policía Judicial de Plasencia estableció un dispositivo y se iniciaron las correspondiente investigaciones, logrando localizar los citados aros en un desguace de la ciudad de Plasencia, así como a los tres autores de hurto, ciudadanos rumanos, en la localidad de Navaconcejo.

Tráfico de drogas También los efectivos de la Guardia Civil de los Puestos de Cáceres y Sierra de Fuentes localizaron un vehículo, en el que viajaba una persona, que al observar la presencia de la Guardia Civil mostró un gran nerviosismo, por lo que se procedió a su cacheo, localizándole en el interior de la ropa que vestía, 300 dosis de cocaína y 336 dosis de hachís, procediéndose a su detención, como supuesto autor de un delito contra la salud pública.

El detenido, con domicilio en Valencia de Alcántara junto con la droga intervenida, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia, quien decretó su libertad con cargos.


Galería de imágenes