•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Concejalía de Movilidad del Ayuntamiento de Plasencia ha puesto en marcha una serie de medidas para facilitar el tráfico en el nudo de comunicaciones que confluyen en la Puerta Talavera de la ciudad. Según el consistorio es un enclave "conflictivo desde el punto de la vista de la retención del tráfico y de la articulación de la movilidad teniendo en cuenta que a esta altura convergen dos carreteras nacionales, la travesía de la Nacional 630 y la antigua Nacional 110".

No es un punto negro desde la perspectiva de la accidentalidad urbana, aclara el concejal de Movilidad, Francisco Martín, durante la rueda de prensa que ha ofrecido para anunciar las nuevas medidas, "en el año 2009 no se registró ningún accidente en esta zona".

Interior encargó en su momento un diagnóstico de la situación a expertos de la movilidad e ingenieros de tráfico de SICE para tratar de atenuar y evitar los continuos atascos que se producen en el cruce de la  Puerta Talavera.

Los semáforos suman segundos en verde

El 3 de marzo de 2010, Martín anuncia la primera de las medidas con el ajuste realizado en el semáforo del cruce con la avenida del Valle al que se le dieron cinco segundos más en verde. Los trabajos fueron realizados por técnicos de la empresa Sice en colaboración con la policía local de Plasencia.

El resultado positivo no se hizo esperar y la fluidez y el dinamismo hace que esta primera medida se amplíe  al resto de los semáforos que se sitúa en esta concurrida zona. "Anteriormente, únicamente conseguían salir unos 7 u 8 vehículos en el ciclo en verde del semáforo lo que provocaba retenciones hasta incluso el bar ‘Cordero'", recalca el responsable de interior.

Por ello, los técnicos han propuesto incrementar en doce segundos más la fase verde, tanto del semáforo ubicado en el cruce de Calvo Sotelo hacía la avenida Alfonso VIII o Avenida del Valle, como en el que está situado en la Avenida Alfonso VIII y que dirige el tráfico hacía Calvo Sotelo. Además, el semáforo del cruce con la avenida del Valle se incrementa otros cuatro segundos más, lo que acumula nueve segundos.

Los técnicos avalan que estas medidas, según el estudio realizado los ingenieros de tráfico de SICE y la Policía Local,"ofrecerán una mayor permeabilidad a los vehículos y al transporte público, vital para agilizar este cruce".

El giro a la izquierda queda prohibido

Por otro lado y  después de realizar un exhaustivo estudio a través de aforos manuales, se va a suprimir el giro a la izquierda que hasta fecha se venía realizando por aquellos vehículos que venían de la avenida Alfonso VIII y se dirigían a la avenida del Valle, calle de la Merced o el parking situado en este cruce. Según los informes técnicos, "de media sólo lo utilizaba un vehículo o ninguno en cada ciclo semafórico en verde lo que ralentizaba en tráfico en la zona".

Esta última medida va a entrar en vigor a partir de mañana, pero eso sí, "agentes de la policía local van a controlar, regular e informar a los diferentes conductores de la prohibición de este giro, hasta que los conductores se acostumbre" asegura el concejal de Interior.

Los vehículos tendrán que dirigirse hasta la rotonda situada a la entrada del Puente Trujillo, "sólo entonces pondrán volver y girar para entrar en la calle de la Merced, avenida del Valle o el parking situado en el mismo cruce", argumenta Martín.

"Estas medidas estará en evaluación permanente para ver los resultados y realizar posibles ajustes en el futuro" informa el concejal de Interior.

El gobierno Local y Regional está trabajando para erradicar finalmente la densa circulación que acumula este cruce mediante el vial que va a conectar la glorieta de la carretera de Montehermoso, en la avenida de España, con la rotonda de Cáritas en Santa Bárbara. Esto activará, ha mencionado Martín, la comunicación entre la variante norte con la circunvalación sur y permitirá cruzar la ciudad sin necesidad de llegar hasta la puerta Talavera.

Para finalizar, el concejal de Movilidad ha querido poner de manifiesto que es consciente de que las actuaciones en materia de tráfico son de una gran sensibilidad, por eso pide la colaboración de todos los ciudadanos y la confianza en la propuestas que hacen los técnicos.