•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Audiencia de Cáceres emitió este lunes la sentencia por la que se condena a cuatro años, tres meses y un día de cárcel a los dos soldados que fueron acusados de haber asesinado a un hombr, después de que el pasado mes de octubre golpearon con un palo a un vecino de la capital cacereña que murió nueve días después de la agresión.

   La sentencia responde a un delito de lesiones con instrumento peligroso y agravantes, toda vez que el jurado popular que se ha hecho cargo de este juicio ha considerado hechos probados que el fallecido murió el 18 de octubre de 2009 "por otras causas distintas de los golpes que recibió" la noche del día 9.

   Por otra parte también se consideran hechos probados que los dos acusados fueron a un piso de la calle Ródano de Cáceres capital a comprar droga, que consideraron de mala calidad. Por ello regresaron al lugar para que les devolvieran el dinero o les dieran droga de mayor calidad.

   Una vez allí golpearon con un palo en la cabeza a Juan Carlos Preciado, quien se encontraba en la cama y "no pudo prever el ataque ni defenderse del mismo", indica el texto de la sentencia, recogida por Europa Press.

   En consecuencia, el jurado ha condenado a Israel David Sierra y Rafael Aceituno Suárez, naturales de Huelva y Madrid, por un delito de lesiones con instrumento peligroso con la circunstancias agravante de alevosía y mediando un delito de allanamiento de morada.

   Así mismo los dos condenados han de indemnizar a los herederos del agredido, Juan Carlos Preciado Bravo, en la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por los días de hospitalización y los días previsibles de curación, así como posibles secuelas.


Galería de imágenes