•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los padres de los alumnos del centro de Educación Infantil Los Colorines de Moraleja critican que la Delegación de Infancia y Familia hable de conciliación y justifique la supresión del horario de tarde basándose en una encuesta en la que, según aseguran, no han tenido en cuenta a los padres de moraleja. Según afirma Noemí Risueño, una de las madres, la directora general de Infancia y Familia, Nuria Sánchez, ni siquiera conoce el número de pequeños que asisten al centro por las tardes, asegurando a la vez que el de Moraleja era uno de los centros extremeños con más cantidad de niños en el horario de tarde.

Risueño considera que la delegada se ampara en el decreto para conformar el personal de estos centros y no lo hace para un horario que, según mantiene, la misma norma fija hasta las seis de la tarde. Risueña afirma que, con la política llevada a cabo por la Junta de Extremadura con la regulación de los centros de Educación Infantil, "arece que se pretende hacer negocio".

Respecto a las 450 firmas presentadas a la Delegación de Infancia y Familia, Risueño defiende que se trata de 450 personas que apoyan esta protesta porque el Centro de Educación Infantil es un recurso local que, según dice, se está viendo suprimido en cierta medida.

Risueño, que no descarta movilizaciones si la Administración Regional no ofrece una respuesta convincente, asegura también que no es comparable comparar los centros de ecuación infantil de zonas rurales y de zonas urbanas por los diferentes estilos de vida.