La charla 'El toro de lidia: sentimiento y contradicciones de un destino', a cargo de los veterinarios andaluces, Antonio Ruiz López y Antonio Moreno Boiso, puso este sábado punto y final al ciclo 'Noches de toros' que, un año más, ha organizado en el mes de diciembre la Peña Cultural Taurina El Albero de Villafranca de los Barros (Badajoz).

  

La cita contó con un lleno absoluto en el salón de actos de la Casa de la Cultura de la localidad y un sonoro aplauso de la afición para terminar. La ponencia de carácter didáctico principalmente, volverá al municipio pacense en los próximos meses ya que se ha adquirido el "compromiso" con el presidente de la peña, Baltasar Manzano, de llevarla al colegio de los jesuitas porque es "importantísimo" cualquier tema de ámbito taurino introducirlo en los colegios y en las universidades, "porque hay muchos obstáculos para que el mundo del toro entre en los colegios y es clave porque es la semilla", aseguró a Europa Press uno de los veterinarios, Antonio Ruiz López.

Anuncios
Anuncios

La charla surgió, según explica uno de los ponentes, "coincidiendo con la efervescencia del movimiento antitaurino en Cataluña que desgraciadamente vuelve a ser noticia", y en ese momento indicó que querían "sin ánimo de polémica ofrecer información porque muchos de estos antitaurinos opinan sin tener conocimientos de la vida del toro bravo y del toro manso".

Así, explicó que presentaron "con todo el respeto del mundo y sin querer levantar polémica, presentar las dos vidas, la realidad de las dos vidas, porque solo hemos pretendido informar", apostilla Ruiz López.

Los veterinarios que, junto a numerosos aficionados y socios de la peña taurina, compartieron la cena de hermandad con la que se puso punto y final al ciclo Noches de Toros y donde leyeron una semblanza dedicada a Miguel Ángel Perera que consiguió emocionar a los presentes.

Perera que no pudo asistir a la cena envió una comunicación al presidente de la peña agradeciendo el galardón otorgado como triunfador de la temporada en la región extremeña, un reconocimiento que recogieron sus hermanos en su nombre.

También se entregó el título de socio de honor y el escudo de oro de la peña El Albero al Club Taurino Extremeño de Badajoz que coincidiendo con la celebración de ayer cumplía sesenta años desde su reconocimiento oficial como colectivo. Una entidad hermana que recibió los galardones en la persona de su presidente, Luis Carlos Franco, quien agradeció a la peña villafranquesa su deferencia animándoles a continuar en este trabajo de difusión de la fiesta taurina.