•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los interesados en adquirir parcelas en el polígono industrial El Prado de Mérida deberán elaborar un plan de empresa con una descripción "detallada" de su proyecto.

Entre las cuestiones que tendrá que contemplar este documento se encuentra la actividad a desarrollar en la parcela; la justificación de la necesidad del solar, ya sea por nueva instalación, ampliación o traslado; y los detalles de superficie, como tipo y plazos de construcción.

   Además, según informó el Ayuntamiento de Mérida en nota de prensa, los compradores deberán entregar una fianza mínima del 5 por ciento del montante total a la entrega de la solicitud, una cantidad que, según dijo, "no será menor de 3.000 euros".

   Asimismo, ha de incluir las previsiones de creación de empleo, tanto durante la fase de obras como en explotación, así como la inversión estimada y la tecnología a incorporar.

   La compraventa deberá cerrarse en el plazo de 30 días naturales contados a partir de la fecha de emisión del documento de venta, en caso de resultar adjudicatario, apuntó el consistorio.

   En ese momento, añadió, la empresa deberá aportar el 20 por ciento del precio de la parcela, así como el IVA correspondiente. El resto se podrá aportar a la firma de la escritura pública de compraventa, lo que comportará una reducción del 5 por ciento del precio de venta, o bien aplazar el pago un máximo de diez años "con los correspondientes intereses".

   En cuanto al precio de los terrenos, el ayuntamiento emeritense señaló que las parcelas D1 y D2, que cuentan con 11.829 metros cuadrados cada una, tienen un coste de más de un millón de euros, mientras que el solar 2.2.1, de 4.523 metros cuadrados, tiene un precio que asciende a 416.116 euros.

   Por su parte, la más pequeña de ellas, la parcela 3.4.1, que tiene 3.438 metros cuadrados de superficie, cuesta 316.296 euros, el solar 3.4.2, de 4.081 metros cuadrados, 375.452 euros; y la parcela 3.4.3, con 4.462 metros cuadrados, tiene un precio de 410.504 euros.

"PENDIENTE DESDE EL AÑO 2000"

   Por otra parte, el Ayuntamiento de Mérida recordó que la ampliación del polígono industrial El Prado de Mérida "está pendiente desde el año 2000", cuando se aprobó el nuevo Plan General de Ordenación Urbana, en el que se recoge el desarrollo de 500.000 metros cuadrados de nuevo suelo industrial en una franja situada en paralelo a la Autovía de Extremadura, junto a la estación de servicio Vía de la Plata.

   Por esta razón, el consistorio manifestó su "alegría" de que "por fin dicho proyecto vea la luz", ya que "se va a crear empleo, va a suponer una inversión para la ciudad y además va a impulsar y ampliar la oferta comercial" de la capital extremeña. Al respecto, destacó que "unas ocho firmas comerciales de ámbito y proyección nacional han mostrados su interés en instalarse en Mérida".