•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El portavoz de UPyD de Cáceres, José María Olalla, ha apelado al diálogo entre la Junta de Extremadura, el Ayuntamiento y los padres de los alumnos del Colegio de Educación Especial PROA, para que sean "el bienestar, la seguridad y la interacción entre el colegio y la sociedad, los únicos criterios para elegir el lugar de su construcción".

UPyD manifiesta que "es hora del diálogo, la generosidad y la responsabilidad política entre los actores implicados para encontrar un acuerdo en la ubicación del nuevo colegio". "Atrás deben quedar, de una vez por todas, los intereses ajenos a los de los niños, es decir demagogias, réditos electorales, operaciones urbanísticas (que ya parecen descartadas) y presiones de distintas asociaciones vecinales", según informa en una nota de prensa.

   "Los alumnos de PROA, no merecen ver cercenados sus derechos a tener un nuevo colegio, moderno, confortable, adaptado a sus discapacidades y con toda la infraestructura necesaria para el desarrollo pleno de todas sus potencialidades", añade la nota.

   Según el partido liderado por Rosa Díez, una vez que la Junta de Extremadura ha asumido su responsabilidad de construir y financiar el nuevo centro, eliminándose así las trabas existentes, cuando iba a ser la Caja de Extremadura la encargada de llevarlo a cabo previa recalificación de los terrenos, "no existe ninguna razón, para que el diálogo entre Junta, Ayuntamiento y padres de alumnos culmine con un acuerdo en la elección del lugar más adecuado para su construcción y esta se realice lo antes posible", asegura.

   Finalmente UPyD mantiene que "a toda la sociedad en general y a sus representantes políticos en particular, se debe exigir un plus de responsabilidad y compromiso, cuando de defender los derechos de los más débiles se trate", concluye.


Galería de imágenes