•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Surgen nuevos conflictos judiciales entre el Ayuntamiento de Moraleja y la Mancomunidad de Municipios de Sierra de Gata. El consistorio moralejano ha acusado al presidente comarcal, Alfonso Beltrán, de "actuar fuera de la ley" y denuncian públicamente que "está jugando con fondos europeos". La alcaldesa, Concepción González, adelantó que también presentarán esta denuncia ante la justicia y señaló que con las decisiones de la mancomunidad se está discriminando a los vecinos de la localidad. González se ha referido a la decisión de la agrupación comarcal de trasladar los módulos de una Casa de Oficios prevista en Moraleja a la vecina localidad de Cilleros.

El presidente de mancomunidad, Alfonso Beltrán, valoró a este asunto y justificó esta postura en que se trata de una Casa de Oficios concedida a Sierra de Gata y recordó que Moraleja ya no forma parte de la agrupación comarcal. En la actualidad, Beltrán dijo que aún se siguen prestando dos servicios comarcales a Moraleja como es el programa de Familia y la oficina de atención al consumidor, ya que, según Beltrán, se trata de dos servicios "de marcado carácter social". Recordó que la deuda de Moraleja asciende a 161.000 euros pero además se exigirá la cifra que supera el millón y medio de euros por daños y perjuicios.

Anuncios

El asunto polémico es la Casa de Oficios "El Zahurdón" que se inauguró el pasado 30 de octubre y que formará a 25 alumnos en los talleres de Acabados de Construcción que estará ubicado en Hoyos, y de Electricidad en Cilleros. Además la sede administrativa del proyecto también estará en Cilleros y se prolongará hasta octubre de 2010.

Anuncios

Concepción González ha señalado que lo sucedido con la Casa de Oficios se ha denuncia ante el Servicio Extremeño Público de Empleo y la Junta de Extremadura. La dirigente local augura problemas serios para Alfonso Beltrán y para la agrupación comarcal por estas decisiones y actitudes.

En este sentido, Beltrán opinó que el consistorio de Moraleja está en su derecho de emprender cuantas acciones legales considere oportunas pero recuerdan que esta situación que está teniendo unas consecuencias negativas para Moraleja y sus vecinos ya se les advirtió. Señala asimismo, que la mancomunidad únicamente se ha remitido a aplicar sus estatutos que contemplan la expulsión de un municipio que no abone sus cuotas.


Galería de imágenes