•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Extremadura será la primera comunidad autónoma en poner en marcha una Red de Escuelas de Inteligencia Emocional, una iniciativa que se desarrollará a partir de 2010 en un máximo de 29 centros educativos de la región y que tiene el objetivo de ayudar a descubrir, conocer y regular las emociones de alumnos, padres, docentes y el resto de la comunidad educativa.

Esta red trabajará a través de la investigación y de la innovación educativa en dos ámbitos "clave", la convivencia en las aulas y los resultados educativos.

   La consejera de Educación de la Junta de Extremadura, Eva María Pérez, lo explicó este lunes así en una rueda de prensa en Mérida en la que señaló que con este proyecto se pretende que los niños y jóvenes incorporen sus emociones "como complemento" a las "ocho competencias básicas" que han de aprender durante la escolarización.

Anuncios
Anuncios

   Además, resaltó que, este lunes en día, educar las emociones es "casi más importante" que tener brillantes expedientes académicos. Al respecto, indicó que hay estudios que avalan dicha afirmación, ya que concluyen que el éxito en el trabajo depende en un 80 por ciento de la inteligencia emocional, y en un 20 por ciento del coeficiente intelectual.

   Igualmente, recordó que en España hay diversas experiencias sobre inteligencia emocional, pero "en ninguna comunidad autónoma" se ha puesto en marcha una red de centros que promuevan esta disciplina, por lo que Extremadura, "a pesar de su corta experiencia" en este ámbito, "destaca como la primera" en poner en marcha una Red de Escuelas de Inteligencia Emocional.

TRES PRINCIPIOS CLAVE DE LA LOE

   Por otro lado, Eva María Pérez explicó que la red pretende desarrollar tres principios clave de la Ley Orgánica de Educación (LOE). En primer lugar, el esfuerzo individual y la motivación del alumnado en unos tiempos en los que ambos factores "escasean". Como segundo principio, señaló que el esfuerzo "debe ser compartido" entre el alumnado, la familia, profesores, instituciones y el conjunto de la sociedad.

   Añadió que el tercero se corresponde con el fomento de la investigación, la innovación y la experimentación en la educación, ya que "en estos tiempos de cambios e incertidumbres, los axiomas rígidos, inflexibles y atemporales ya no sirven", por lo que la educación "debe ser un ámbito en el que toda la comunidad educativa innove, experimente y asuma riesgos".

   La consejera indicó que en esta primera convocatoria se seleccionarán un máximo de 29 centros educativos para que formen parte de la Red Extremeña de Escuelas de Inteligencia y se tendrá en cuenta como criterio de selección la "integración de todos los sectores de la comunidad educativa" con el "hecho educativo", ya que, según dijo, se trata de una iniciativa que requiere "mucha participación".

   Así, Pérez explicó que el desarrollo de la red se llevará a cabo en tres fases, y la primera de ellas, denominada "de sensibilización", se constituirá en cada centro la comisión escolar de inteligencia emocional, la cual se ocupará, en un segundo momento, de hacer un análisis del centro y su relación con las habilidades relacionadas con la inteligencia emocional, es decir, si el centro practica esta disciplina, si hay un "alto nivel de motivación" entre el profesorado, el alumnado y las familias, o si la autoestima de dichos agentes está "en niveles aceptables", entre otros factores.

   Una vez analizada la situación, se realizará un proyecto de Escuela de Inteligencia Emocional que constará de dos elementos, el Plan de Acción en el que se concretarán todas las actuaciones y medidas a desarrollar, las personas responsables de llevar a cabo el proyecto, la temporalización y los recursos disponibles; y el Código de Cortesía, que contendrá un listado de todas las "actitudes y comportamientos que debe asumir cada miembro" de la comunidad educativa, es decir, es una "especie de compromiso" con el centro.

   Además, "para dar apoyo", desde el punto de vista logístico y técnico, se constituirá una comisión regional que se encargará de coordinar la red y que contará con un "distintivo que la diferencie" como 'Escuela Inteligente'.

RESULTADOS POSITIVOS

   La responsable de Educación del Gobierno extremeño señaló que esta iniciativa se lleva a cabo tras realizar una experiencia piloto que comenzó en el curso 2007/2008 en cuatro centros de la región y que después se amplió a 27 y cuyos resultados fueron "positivos".

   Así, apuntó que los alumnos que participaron en dicha experiencia, entre los que citó a los del IES Sáenz de Buruaga de Mérida, son "menos conflictivos", se relacionan "mejor" con el entorno y el resto de la comunidad educativa, "participan más" en la vida escolar y tienen una "buena convivencia" en el aula, además de mejorar los resultados académicos, por lo que la conclusión fue "muy positiva".

   Finalmente, cabe destacar que esta convocatoria se publicó este lunes en el Diario Oficial de Extremadura (DOE), por lo que los centros interesados podrán presentar sus proyectos en un plazo de un mes a partir de este lunes. "La idea es que en enero ya estén seleccionados" los centros que formarán parte de la Red Extremeña de Escuelas de Inteligencia Emocional.


Galería de imágenes