•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de Torreorgaz ha mostrado su "total repulsa y condena" a los hechos ocurridos la pasada semana en la localidad, y que tuvieron como consecuencia la muerte de una burra a manos de un grupo de jóvenes de la localidad, y reclama que no se le estigmatice por este asunto.

La Corporación Municipal condenó este hecho que "tuvieron como primera consecuencia la muerte de un animal", pero lamentó el "daño colateral" que ha provocado este caso, y que es "una corriente de opinión que, a nivel mundial, ha marcado a nuestro pueblo con un estigma que nos parece injusto".

   En un comunicado remitido a los medios de comunicación y firmado por la alcaldesa de Torreorgaz, María Concepción Polo, en el que aseveró que "tanto el ayuntamiento como el pueblo condenan estos hechos", y muestra su "postura en contra de cualquier tipo de maltrato o vejación hacia cualquier ser vivo".

   Señala el comunicado que Torreorgaz es "un pueblo humilde, de gente sencilla", así como "acogedor y amable", aunque "a veces, como en todos los pueblos y ciudades del mundo, sucedan cosas que incomodan, indignan o molestan".

   "No vamos a negar la gravedad de los hechos y tampoco vamos a esconder la cabeza esperando a que los problemas se solucionen solos", señala el comunicado, que apunta que lo ocurrido la pasada semana "ha puesto de manifiesto que algo está fallando, en toda la sociedad y en la educación de nuestros niños y jóvenes".

   Así, muestran su intención de "ponerle remedio del mejor modo posible y en la medida que podamos", y anunció la puesta en marcha por parte del ayuntamiento, con la colaboración de las instituciones, de programas "que presten especial atención a la sensibilización y educación ecológica que inculquen el respeto a los animales y al medio ambiente".

   Por otra parte, anuncia que "se están estudiando medidas orientadas a erradicar en Torreorgaz las actitudes vandálicas que falten al respeto a personas, animales y mobiliario urbano", y en este sentido la alcaldesa señala que no están "dispuestos a consentir este tipo de acciones" en su pueblo.

   "No les quepa duda de que, en breve, aplicaremos esas medidas", asevera el comunicado.

   Finalmente, la alcaldesa explica que la fiesta de los quintos "celebra la inminente mayoría de edad de los chicos del pueblo, su entrada en la madurez", y mostró su intención en que "a partir de este año esa fiesta sirva para recordar que los pueblos también pueden mejorar, que los grupos humanos también pueden aprender de sus errores y crecer que este pueblo puede convertirse en lo que quiere ser, luchando contra este estigma esforzándose por hacer las cosas cada día mejor", señala el comunicado.

   "Es lo que queremos y así estamos dispuestos a demostrarlo, día tras día y con todo el esfuerzo de cada vecino. No tengan ninguna duda, se lo vamos a demostrar", concluye el comunicado firmado por la alcaldesa de Torreorgaz.