•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA-Uce) de Extremadura reclama a la Administración regional que facilite y subvencione los préstamos "necesarios" para poder hacer frente a la recolección de la aceituna de mesa esta campaña ante la situación "de crisis" por la que está atravesando este sector en la región.

  

Asimismo, hizo un llamamiento a los agricultores para que recolecten las aceitunas, "que están teniendo un buen calibre y buena calidad", y poder hacer frente así a la "crisis".

En estos momentos, informó UPA-Uce en nota de prensa, se está iniciando la recolección de la aceituna de mesa con el "desaliento" de los agricultores por la situación que arrastra el sector del olivar en general y el de la aceituna de mesa en particular.

Las existencias de este producto en el mercado a nivel nacional rondan "las 349.000 toneladas, cuando el consumo anual está en torno a las 430.000, lo que hace que haya aceitunas para los próximos diez meses sin necesidad de recolectar más", indicó este colectivo.

Esta situación está haciendo que los industriales presionen al sector con precios a la baja, lo que se une a los altos costes de recogida que éstos tienen que soportar, señaló UPA-Uce, por lo que todo ello desemboca "en la ruina de cientos de familias olivareras".

EXTREMADURA

Por otro lado, el colectivo apuntó que Extremadura, con alrededor de 100 millones de kilos, es la segunda región productora de aceituna de mesa, aportando el 25 por ciento de la producción nacional.

Sin embargo, en la región existen "dos realidades diferentes" dentro de este sector. Por una parte, en el norte de Cáceres, la aceituna manzanilla tendrá una cosecha cercana a los 60 millones de kilos, lo que hará que los precios "caigan en picado".

A ello se sumará la venta que hacen los agricultores a puestos ambulantes, "que no favorece los precios y tampoco la calidad de lo que en éstos se vende".

En este sentido, "hay que tener en cuenta que esta variedad de aceituna no puede derivarse a almazara, una circunstancia que la hace más frágil ante la caída de precios", aseguró UPA-Uce.

Por otra parte, explicó, la aceituna de la zona de Tierra de Barros "sí tiene esa doble utilidad", puesto que puede ir destinada a mesa o almazara.

Por tanto, si llueve en estas fechas, "aumentará el calibre y la cantidad de aceituna de mesa, lo que hará que los precios caigan". "La diferencia en este caso es que sí hay posibilidad de destinar parte de la cosecha a almazara, un sector que ahora registra un aumento en consumo y precios", apostilló esta unión de agricultores y ganaderos.

Ante estas circunstancias de "precios bajos, altos costes y falta de financiación", UPA-Uce Extremadura demandó a la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural una línea de financiación de préstamos subvencionados para hacer frente tanto a la recolección como al almacenamiento para poder poner en salmuera toda la aceituna de esta campaña.


Galería de imágenes