•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Unión de Consumidores de Extremadura (UCE) recordó hoy a los ciudadanos los derechos y garantías que les asisten en la utilización de los servicios de reparación de vehículos, ya que según apuntan, su desconocimiento "ha provocado en ocasiones, sorpresas desagradables en la factura" que se aprovecha para cometer "ciertos abusos".

   En nota de prensa, la UCE recuerda que este sector se regula en el Decreto 40/1999 de la Junta de Extremadura, y en el Real Decreto 1457/1986, del Gobierno central, en los que se contemplan los derechos de los usuarios de talleres de reparación de vehículos automóviles.

   Entre estos derechos se encuentran el de la información al usuario, de tal forma que los talleres "estarán obligados a exhibir de forma visible los precios aplicables por hora de trabajo y otros servicios concretos, así como el horario de la jornada de trabajo", así como la obligatoriedad de entregar un resguardo de que el vehículo ha quedado depositado en el taller.

   Explica la UCE que "en los casos en que exista presupuesto, éste, debidamente firmado por el taller y el usuario, hará las veces de resguardo de depósito".

   Además, el taller está obligado a presentar presupuesto previo con el coste de los servicios solicitados o, en su defecto, renuncia expresa firmada por el usuario. El presupuesto tendrá una validez de doce días hábiles, y en caso de no ser aceptado por el cliente, "este tendrá derecho a la devolución del vehículo en análogas condiciones a las que fue entregado, y sin coste alguno, salvo el previsto para la confección del presupuesto".

GARANTÍAS Y FACTURAS

    Además, todas las reparaciones o instalaciones efectuadas están garantizadas, al menos, por un plazo de tres meses o 2.000 kilómetros, y todos los talleres están obligados a entregar al cliente factura por los servicios y operaciones llevadas a cabo.

   La factura deberá ir convenientemente desglosada, especificando las operaciones realizadas, las piezas o elementos utilizados con su respectivo precio oficial sin IVA, o en su defecto, la factura de compra por el taller y las  horas de trabajo empleadas.

   En cuanto a las Piezas de repuesto, deberán ser nuevos y además adecuados al modelo del vehículo objeto de reparación, aunque "previa  autorización escrita del cliente podrán utilizarse piezas usadas, reacondicionadas o no específicas del modelo de vehículo, y siempre que el taller se responsabilice por escrito del buen estado y garantía suficiente de la citada pieza, cuando se trate de urgencia justificada o la original se haya dejado de fabricar".

   Finalmente, cabe destacar que todos los talleres están obligados a poner a disposición del consumidor que las solicite Hojas de Reclamaciones.


Galería de imágenes