•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El inicio de los trabajos de adecuación de la carretera CC-10.1 entre Guijo de Galisteo y Guijo de Coria es inminente según confirmó esta semana el alcalde de Guijo de Galisteo, Francisco Javier Antón. Los trabajos los ejecutará la Diputación Provincial de Cáceres con una inversión de 342.241 euros y los técnicos de la institución ya han mantenido contacto con algunos vecinos que están afectados por la expropiación de la vía. El dirigente local prevé que las obras puedan iniciarse antes del mes de mayo a lo largo de los próximos días.

Estas mejoras han sido durante mucho tiempo muy demandadas pos los vecinos de Guijo de Galisteo, una población de 450 habitantes, que sufren las consecuencias de una carretera que se ha caracterizado por notables baches y curvas y por su estrechez. Estas deficiencias provocan a diario un gran trastorno para numerosos vecinos, que rodean otros pueblos y recorren más kilómetros con el fin de evitar la carretera. Antón confesó que las deficiencias actuales de la carretera hace que muchos vecinos que tienen que acceder a Guijo de Coria, Calzadilla o Coria opten por otros recorridos con el consiguiente trastorno y pérdida de tiempo al tener que hacer más kilómetros.

Con el arreglo de esta vía, los vecinos de Guijo tendrían acceso directo hacia Plasencia, por Montehermoso, y también hacia Coria por Guijo y Calzadilla. No obstante, el alcalde indicó que seguirán trabajando con las diferentes administraciones para que se pueda también adecuar la carretera de Morcillo que une Guijo con sus dos pedanías: El Batán y Valrío.

Por otra parte, también el ayuntamiento ha hecho público el estudio de detalle para el reajuste de alineaciones y la creación de un nuevo vial en El Batán. La iniciativa tiene por objeto redefinir las alineaciones de una manzana de suelo urbano situada en la calle Viti, en su extremo situado más al oeste para dar servicio a una futura área de expansión con la construcción de viviendas unifamiliares.


Galería de imágenes