•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El padre de un bebé de cuatro meses que ingresó en el hospital Materno Infantil de Badajoz el pasado viernes ha sido detenido por la Policía Nacional y ayer por la mañana pasó a disposición judicial como consecuencia de la denuncia que interpuso la madre del niño por presuntos malos tratos infringidos contra el pequeño, según confirmó ayer a El Periódico Extremadura la Delegación del Gobierno en Extremadura, que por otro lado no ofreció datos sobre la procedencia de esta familia ni sobre la gravedad de los hechos, que definió como un caso de violencia doméstica.

Las versiones sobre las lesiones que presenta el bebé son diversas y no pudieron ser contrastadas ayer por el Servicio Extremeño de Salud (SES), que ayer se negó a ofrecer información sobre este caso y remitió al día de hoy.

Según fuentes consultadas, el niño presenta erosiones en una mano, no se sabe de qué gravedad y si requerirán muchos días de hospitalización. Al parecer, no es la primera vez que ingresa en este centro por motivos semejantes. Las mismas fuentes determinaron que los padres del pequeño están separados.


Galería de imágenes