•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los automovilistas extremeños pagarán este año más de 50 millones de euros en impuestos locales, según un estudio realizado por la asociación de defensa del conductor Automovilistas Europeos Asociados (AEA) sobre la fiscalidad municipal del automóvil. Según este informe, "a pesar de la crisis la mayoría de los ayuntamientos han aplicado subidas muy por encima del IPC, llegándose incluso a superar 14 veces este indicador".

El estudio analiza las diferencias de fiscalidad entre las distintas capitales españolas, en lo que al impuesto municipal sobre vehículos se refiere. AEA explica que este impuesto fue creado en España hace diecinueve años y genera unos ingresos anuales de 2.186 millones de euros (unos 365.000 millones de pesetas) a las haciendas locales.

En el caso de Extremadura, la recaudación asciende a "51,7 millones de euros (unos 8.600 millones de pesetas)", precisa.

Anuncios
Anuncios

La asociación señala que la ley permite a cada ayuntamiento fijar libremente su tarifa dentro de unos márgenes. "Y es esta facultad discrecional, lo que ha dado lugar a que se creen en España verdaderos "paraísos fiscales" en relación con el pago de este impuesto municipal", indica AEA en su informe.

Según el estudio de AEA "un vehículo tipo medio, de 11 caballos de potencia fiscal, como por ejemplo uno de los más vendidos el año pasado como el Renault Megane con motor 1.6, paga en el Ayuntamiento de Melilla 17,04 euros; en Madrid 64 euros, en Barcelona 68,15 euros, y en San Sebastián 72,97 euros". Es decir "un 365 por ciento" más caro en San Sebastián que en Melilla.

Entre los ayuntamientos españoles más caros, además de San Sebastián, AEA cita en su informe los de Barcelona, Huesca, Castellón, Palma, Córdoba, Cádiz, Tarragona, Valladolid, y Santander. Por el contrario, entre los que podrían considerarse "un paraíso fiscal" estarían Melilla, Ceuta, Soria, Zamora, Pamplona, Palencia, Cáceres, Las Palmas, Cuenca y Pontevedra.

Dentro de la comunidad extremeña, un coche de 11 caballos fiscales es un 7 por ciento más caro en Badajoz que en Cáceres, 53,61 euros frente a 50 euros.

Respecto de las motocicletas las diferencias también son "notables". Una motocicleta de 600 centímetros cúbicos paga en Melilla 15,15 euros. Sin embargo, en San Sebastián este mismo vehículo paga 66,64 euros. "Un 340 por ciento más caro", indica AEA.

Pero, según el informe de Automovilistas Europeos Asociados, las diferencias de tarifas "no sólo se producen entre las capitales de provincia de distintas comunidades autónomas sino también entre ayuntamientos de una misma provincia". "Así, por ejemplo, la tarifa que cobra el municipio serrano de Robledo de Chavela en la Comunidad de Madrid, es siete veces más barata que la que se cobra en Madrid capital; o dentro de Cataluña, la que cobra el municipio de Aguilar de Segarra es ocho veces inferior a la de Barcelona".


Galería de imágenes